USEM promueve empresas plenamente humanas y socialmente responsables

El empresario tiene muchos talentos que están al servicio no de uno mismo, sino de la comunidad. Su sentido es ese, enriquecer a la comunidad y con ello a cada persona que lo conforma.



Los problemas económicos, políticos y sociales por los que atraviesa nuestro país en la actualidad requieren que los empresarios asuman un papel más activo y comprometido con el bien común, por lo que requieren reflexionar y hacer cambios en su forma de actuar que debe ser más integral e inclusivo tendiente a construir mejores condiciones de vida en su entorno, coincidieron los participantes de la Primera Cumbre Empresario del Futuro, “Empresarios a 200 años de la Independencia, organizada por la Unión Social de Empresarios de México (USEM).

Durante la inauguración del evento, Eugenio Cárdenas Zaragoza, presidente nacional de la USEM, señaló que los empresarios deben construir una nueva identidad, con el propósito de convertir a sus empresas “plenamente humanas y altamente productivas para logar ser socialmente responsables”.

Asimismo, externó que los empresarios deben ser congruentes en la forma de hacer negocios y llamó a transformar los centros de trabajo en empresas virtuosas; dejar de practicar el salario mínimo y accionar hacia un salario digno, para formar empresas humanas, que permitan el desarrollo, formación y fomento diario de la dignidad de la persona, al tiempo que sean productivas y competitivas a nivel mundial.

En su oportunidad, María del Pilar Parás, presidenta del Consejo Directivo del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) indicó que es necesario que en las empresas se reconozca la diversidad y se trabaje a favor de la inclusión a fin de que los centros laborales sean entornos seguros donde los colaboradores sean tratados de manera justa y equitativa.

Destacó que la Cemefi busca influir de manera positiva, con principios, valores y actitudes que encaucen la actuación de las personas, así como el compromiso consciente y congruente de la empresa.

Por su parte, José Medina Mora Icaza, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), aseguró que para conformar el perfil del empresario del futuro es fundamental cambiar el paradigma y enfocar los esfuerzos en crear empresas ricas y sólidas, en donde las utilidades se utilicen para hacer crecer la empresa y así expandir los beneficios de la misma a más personas, tanto colaboradores como proveedores y clientes.

Señaló que hoy es fundamental que los empresarios sean más sensibles a las necesidades de sus colaboradores, para lo cual no sólo es bueno que se preocupen por capacitarlos en habilidades que requieren para llevar a cabo su trabajo, sino también deben preocuparse porque tengan tiempo para ellos mismos, para cuidar su salud, hacer ejercicio y pasar tiempo con sus familias, pues al tener una mejor calidad de vida su compromiso con la empresa será mayor porque estarán contentos y cómodos en la misma, con ello ganará la empresa y ganarán los colaboradores, aseguró.

En su turno, Bruno Bobone, presidente de Uniapac Internacional, hizo ver que las cuestiones que deben mejorarse se encuentran en lo que corresponde al salario mínimo, ya que este debe permitir que cada colaborador pueda solventar sus gastos y los de su familia, pero también debe ser suficiente para que le alcance para invertir de manera personal y cultural.

Asimismo, señaló que es necesario entender que la empresa vive porque hay una sociedad que compra, y cuando la sociedad se desarrolla, también se desarrolla la capacidad de crecer aún más.

Al tomar la palabra, Miguel Gallardo López, presidente nacional de Aliarse, aseguró que actualmente las empresas deben ser corresponsables, tejer redes y vincularse para promover el desarrollo del país, “el empresario tiene muchos talentos que están al servicio no de uno mismo, sino de la comunidad. Su sentido es ese, enriquecer a la comunidad y con ello a cada persona que lo conforma".

Resaltó que es tiempo de salir de la comodidad del escritorio, de decir que las cosas siempre se han hecho de tal o cual forma, hoy es tiempo de perderle miedo a lo nuevo y de participar.

Como colofón de la Primera Cumbre Empresario del Futuro, la USEM y la Coparmex Quintana Roo firmaron un convenio de colaboración en el que se comprometieron a trabajar para fomentar entre las empresas de la entidad la construcción del perfil del nuevo paradigma de empresario del siglo XXI.

En un breve mensaje, Karla Merino Correa, presidenta entrante de la USEM Quintana Roo, dijo que antes de ser empresario, esposo, esposa, compañero y amigo, eres persona. Si te formas como persona, tendrás valores, serás empático, desarrollarás amor y compasión.

 

Te puede interesar: Crear un nuevo perfil empresarial es necesario para un mejor futuro: USEM

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.