Unidad y defensa de la dignidad humana son desafíos de México: Baños Ardavín

Este año la UPAEP decidió someterse a la certificación del QS Rating System, uno de los sistemas de evaluación más grandes y prestigiados del mundo, el cual nos otorgó cuatro de cinco estrellas a nivel general.



En la actual coyuntura que vivimos como nación, existen dos desafíos clave: recuperar el valor de la unidad y defender la dignidad humana, en especial la de los más vulnerables, señaló Emilio José Baños Ardavín, Rector de la Universidad Popular Autónoma de Puebla (UPAEP), durante su Informe de Actividades 2020-2021.

Manifestó que la búsqueda de la unidad es una tarea ardua que compete a todos los actores, especialmente a los gobernantes.

Agregó que ante la complejidad de nuestra historia y nuestros ingentes retos sociales, es entendible que la construcción de la unidad sea un proceso lento y de frágiles equilibrios; pero que deliberadamente se siembre desde el poder la discordia, el rencor y la polarización, es a todas luces inadmisible.

Baños Ardavín dijo que en contraste, la sociedad ha demostrado que es posible contrarrestar esta vertiente de amargura con acciones solidarias, genuinas y concretas, como justamente se han desplegado por ejemplo en esta pandemia.

El rector de la UPAEP advirtió que este ambiente artificiosamente generado hace que se evada, ignore o vulnere a quienes son presa de la violencia, discriminación y estigmatización: a la niñez capturada por la trata, a los migrantes, a los desaparecidos y a las víctimas de la inseguridad, a quienes son violentados por su orientación sexual, a las mujeres reducidas a objetos de placer; y a quienes se ven inmersas en un embarazo no deseado: la madre y el o la niña por nacer.

Al referirse a las recientes resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en torno al aborto, señaló que se reabre un debate que no puede reducirse a un torpe, y casi siempre estéril juego de banderas.

Consideró que este asunto “debe abordarse sin sobresimplificaciones ni sesgos ideológicos; por el contrario, se requiere una reflexión rigurosa, con elementos científicos, antropológicos y filosóficos que permitan, por una parte, encontrar soluciones acordes a la dignidad humana, en específico la de la madre gestante y la del concebido; y por otra, también la imputación de responsabilidades al hombre que en esta situación, las más de las veces, se autoexime cobardemente”.

Destacó que efectivamente es deber del Estado procurar los medios para no revictimizar a las madres que se han visto envueltas en el drama del aborto; y en la misma línea es preciso salvaguardar los derechos humanos del ser en gestación, tomando en cuenta la evidencia científica que hace ver que, si bien con capacidades en continuo desarrollo, desde la concepción se tiene una vida humana única, irrepetible y diferenciada.

Emilio José Baños manifestó que en todo caso, lo que no es válido es esquivar la definición sobre la consideración del estatus de este ser, y al mismo tiempo sentenciar que sus derechos quedan anulados al ser supeditados a los de otra persona, o que se postergan en tanto no haya nacido.

“Una determinación jurídica de esta gravedad no se puede tomar con tan pobre sustento; como tampoco se puede admitir que se violente el derecho a objetar en conciencia el ser partícipe de un procedimiento que derive en la aniquilación -que no la interrupción- de una vida humana en gestación”, recalcó.

En otro aspecto, Baños Ardavín habló de los avances que la institución educativa que encabeza ha tenido durante esta etapa tan singular por la pandemia y preparándose al festejo del 50 aniversario de UPAEP que se celebrará en el año 2023.

Subrayó que la cultura del encuentro fincada en el humanismo cristiano es la que congregó a casi 17 mil jóvenes y profesionistas que, acompañados de sus familias, eligieron a la UPAEP como su casa de estudios. Cerca de cinco mil quinientos estudiantes de otros estados de la República y 170 extranjeros nos dieron su voto de confianza en época de incertidumbre, pero de gran compromiso con nuestra misión institucional y la calidad educativa.

Asentó que la universidad en otoño como en primavera pasados operó las clases 100 por ciento en modo virtual, trasladando a las familias los ahorros operativos con 10 por ciento de descuento generalizado en colegiaturas; adicionalmente, más de 4 mil seiscientos estudiantes se beneficiaron con las becas otorgadas desde UPAEP y otros 426 se beneficiaron con becas externas; y como parte del programa PROEDUCA para nuestros colaboradores se brindaron 912 apoyos.

El rector de la UPAEP explicó que “el Modelo Educativo U50 es la esencia de la propuesta UPAEP. Brevemente, describo sus tres rasgos distintivos: 1o. Integra los elementos de la filosofía institucional definidos en nuestro Ideario, 2º. Refiere un enfoque pedagógico propio, denominado pedagogía del bien común y 3o. Aterriza la propuesta educativa en las experiencias significativas a través de los Sistemas Académicos de Pertinencia Social (SAPS).

Por otra parte, informó que el 97 por ciento de la matrícula de licenciatura cursa sus estudios en Programas de Calidad Acreditada por CIEES y COPAES; y en posgrados seguimos liderando en todo el sureste del país, contabilizando 14 programas en el Padrón Nacional de Calidad (PNPC) de CONACYT.

Finalmente, comentó que en este año la UPAEP decidió someterse a la certificación del QS Rating System, uno de los sistemas de evaluación más grandes y prestigiados del mundo, el cual nos otorgó cuatro de cinco estrellas a nivel general, cuestión poco común cuando se participa en el primer ejercicio de auditoría.

 

Te puede interesar: Piden a magistrados respetar el derecho a la objeción de conciencia 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.