La democracia sigue anclada a la teoría: Índice de Desarrollo Democrático

La construcción de una democracia sólida es un proceso permanente, no necesariamente lineal que va a estar siempre influido por las buenas o malas prácticas de sus actores institucionales y por la conducta de los ciudadanos.



En la última década el proceso democrático mexicano ha dejado insatisfacción en buena parte de la sociedad, muchas personas consideran que la democracia sigue estando anclada en el terreno de la teoría, que no se traduce aún en resultados concretos en su vida diaria, destaca el Índice de Desarrollo Democrático (IDD) de México 10 años: Evaluación y Retos de la Democracia.

El estudio presentado y elaborado por la Fundación Konrad Adenauer, la Confederación de las Uniones Sociales de Empresarios de México (USEM), el Centro de Estudios Políticos y Sociales (Cepos), la Consultoría PoliLat y el Instituto Nacional Electoral (INE) busca ser una herramienta para ayudar a los mexicanos, tanto dirigentes políticos, funcionarios públicos, organizaciones de la sociedad civil y, en última instancia, a los ciudadanos mexicanos a contar con un acceso a indicadores sobre el estudio democrático en cada uno de los 32 estados de México.

Hans Blomeier, director de la Fundación Konrad Adenauer en México, indicó que esta investigación que es cuantitativa y cualitativa “permite hacer este primer corte de caja para reflexionar sobre el desarrollo democrático en los 32 estados federados que hemos podido observar en estos años, sus retos, sus desafíos, sus aciertos, pero también sus pendientes”.

Agradeció a los ciudadanos, quienes son los protagonistas de esta democracia mexicana y que a lo largo de 10 años han permitido registrar sus opiniones y percepciones, sus dudas, sus preguntas a través de las encuestas nacionales que son parte de este estudio.

Estas encuestas, enfatizó, “permitieron una opinión libre sobre las condiciones en las cuales se desarrolla esa democracia en cada uno de los 32 estados, sumando así esa percepción ciudadana a los datos duros de la calidad democrática de las instituciones y los resultados de las políticas públicas correspondientes”.

Agregó que “lo que no cambia, sino más bien se afirma, es la certeza de que la construcción de una democracia sólida es un proceso permanente, no necesariamente lineal y que va a estar siempre afectado por las buenas o malas prácticas de sus actores institucionales y personales, por factores externos e internos, pero sobre todo, por la conducta de los ciudadanos”.

Por su parte, Jorge Arias, director de Polilat y autor principal del IDD-Mex, dijo que es necesario consolidar la participación ciudadana, transformar el sistema de justicia, construir una cultura política que reconozca el derecho de todas las personas a la libertad de expresión, asamblea, asociación, revertir el avance del crimen organizado y del clima de violencia institucional, política y social, evitar la polarización y la división artificial de los mexicanos, asegurar la equidad de género y de oportunidades, acelerar la inclusión social, económica y política de los sectores excluidos.

En tanto, Arturo Germán, presidente de Cepos, señaló que a pesar de que el desarrollo democrático está en marcha y hay avances sustanciales, la transición democrática tropieza aún con graves problemas. Advirtió que existen temas en los que se ha denotado una regresión al 2019, como son el respeto a los derechos políticos, el respeto a libertades civiles, la violencia de género, la exclusión de derechos y libertades a indígenas, y el condicionamiento de derechos y a libertades por inseguridad.

Resaltó que el desarrollo democrático del país tendrá que acelerar el paso sin conflictos ni denostaciones, pero no se pueden ignorar los retos a superar, ahora más que nunca debemos fortalecer y apresurar el desarrollo democrático del país.

Eugenio Cárdenas, presidente de la USEM, destacó que la democracia es un principio social para respetar los derechos y donde pongamos en una forma igualitaria de unidad y de servicio al prójimo.

Consideró que este estudio sigue nutriendo la esperanza de todos aquellos que seguimos creyendo que el bienestar de los mexicanos es trabajando para construir juntos un mejor mañana.

Enfatizó el valor que tiene la tolerancia para construir algo en nuestra casa en común y qué queremos ver para mañana y para nuestros hijos.

Subrayó que de acuerdo a los hallazgos del IDD-México, se ha podido observar que en una década hay estados que no han avanzado, y que es precisamente ahí donde están los pobres, quienes están diciendo día a día que no se les deje, que se les escuche; es un indicativo de dónde es necesario fortalecer el trabajo para apoyar a quienes más lo necesitan.

En su turno, Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del INE, aseguró que en la dimensión electoral las condiciones básicas de la democracia en México están dadas.

Estas condiciones son, añadió, que exista equidad en la competencia y la garantía del voto libre para que las y los ciudadanos puedan decidir a través del sufragio si hay alternancia o no.

Dijo que en todas las dimensiones que supone la democracia, “la electoral es donde mejor estamos y en donde mayor reconocimiento nacional e internacional tenemos”.

Agregó que “son las otras dimensiones de la democracia, que podríamos frasear como las promesas incumplidas del proceso de transición a este régimen de gobierno a la democracia, las que todavía presentan síntomas ominosos. Son la pobreza, la desigualdad, la corrupción, la impunidad, en suma, la fortaleza del Estado de derecho, la violencia y la inseguridad en donde todavía tenemos mucho por hacer”.

Al comentar los resultados del Índice de Desarrollo Democrático, Córdova Vianello sostuvo que este índice “refleja la evolución y la heterogeneidad en las condiciones de vida, en el desarrollo de la democracia, en el ejercicio y diseño de políticas públicas locales de un país tan extenso y diverso como el nuestro”.

Si se tuviera que sacar una conclusión sobre la edición de los 10 años del Índice de Desarrollo Democrático de México, “me parece que sería que la vida pública y la convivencia social de nuestro país es heterogénea y evoluciona en cada entidad a ritmos diferentes”, señaló.

El Índice de Desarrollo Democrático (IDD) de México 10 años: Evaluación y Retos de la Democracia puede consultarse completo en la siguiente liga: https://idd-mex.org/ 

 

Te puede interesar: Denuncian ante la OEA injerencia del narco en elecciones

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.