Respeto a la naturaleza es necesario para la recuperación económica

Las empresas deben avanzar en la integración de modelos adecuados de gestión ambiental y manejo correcto de residuos y recursos como el agua y el aire, porque hay que “tener claro que no hay plan B, no tenemos otro planeta”.



Tras la pandemia y en aras de lograr una reactivación de las economías a nivel mundial, es trascendental actuar contra el cambio climático, pues no sólo es importante para preservar la biodiversidad, sino que es rentable económicamente y tiene el potencial de generar más y mejores empleos, aseguró José Medina Mora Icaza, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Así lo señaló el dirigente empresarial durante el Foro Internacional “El desarrollo sostenible y su papel en la reactivación económica verde”, organizado por la Fundación Konrad Adenauer, Deloitte y la Coparmex, en el que participaron panelistas de nivel internacional, quienes compartieron casos de éxito aplicados en otras latitudes que pueden replicarse en México.

Medina Mora advirtió que las empresas mexicanas deben avanzar en la integración de modelos adecuados de gestión ambiental, así como del manejo correcto de residuos y recursos como el agua y el aire, porque hay que “tener claro que no hay plan B, no tenemos otro planeta”.

Agregó que “las empresas necesitamos y podemos invertir en energías renovables e infraestructura sostenible de cero emisiones netas, en el impulso de normas de construcción ecológica y en la modernización de la industria pesada y de servicios. Todo esto, privilegiando el respeto de los derechos humanos y laborales, los salarios vigentes en la industria, las pensiones seguras y las habilidades y el apoyo a la reubicación. Todos estos aspectos deben ir de la mano con la transformación que exige un futuro social y económico justo y sostenible”.

Por otra parte, Tonatiuh Herrera, subsecretario de Fomento y Normatividad ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), mencionó que para estar “tablas” en cuanto a agotamiento de recursos e inversión en medio ambiente, la aportación económica en la materia tendría que ser del 4.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

En su participación, Julia Carabias, exsecretaria de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca e investigadora y experta ambiental, afirmó que no hay bienestar social si no hay una naturaleza que funcione de manera adecuada, y destacó que la pérdida de ecosistemas naturales generan procesos mucho más acelerados de extinción de los negocios, por lo que los temas de la agenda en la cual deben darse avances es en la atención de la pérdida de biodiversidad, la degradación de la Tierra y el cambio climático.

“Hay programas que no son ambientales, pero que se han llevado los recursos económicos. Sembrando vida es un programa interesante porque está haciendo una reconversión productiva, pero se ha llevado todos los recursos económicos que se aplicaban antes en programas de medio ambiente y no es un programa ambiental, no abona a las metas ni de cambio climático, ni (a revertir) la degradación de la Tierra, ni a abatir la pérdida de la biodiversidad”, señaló.

En tanto, Rocío Canal, socia de Sostenibilidad de Deloitte Latinoamérica, sostuvo que las empresas mexicanas juegan un papel muy importante para lograr un cambio fundamental, pues deberán lograr que la sostenibilidad esté inmersa en sus operaciones, ya que aquellas que no trabajen en esa área, señaló, quedarán rezagadas en el corto plazo.

En su turno, Adriana Zacarías Farah, jefa y coordinadora global de la iniciativa “Oportunidades Globales para los ODS” del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), indicó que en un escenario de recuperación verde pos-COVID-19 es primordial invertir en paquetes que tengan beneficios ambientales, económicos y sociales, y agregó que incrementar el gasto en energías limpias generaría de dos a siete veces mayor crecimiento en el PIB, “invertir en la conservación de la naturaleza multiplica el retorno de cinco a siete veces en el corto plazo”, aseveró.

Mencionó que de todo el gasto a nivel global, solo el 18 por ciento ha sido para recuperación verde en países como Japón, Francia, Alemania y Reino Unido, mientras que en México el paquete verde para recuperación es de cero.

El director de Coparmex, Francisco López Díaz, indicó que apostar por una reactivación económica verde es posible, rentable y representa grandes beneficios para el planeta, las empresas y la humanidad, por lo que expresó la importancia de que este foro sea propicio para alzar la voz y exigir que se generen y apliquen políticas públicas cuyo objetivo sea impulsar un proceso de recuperación largo y sostenido que permita a las economías y sociedades volver a la normalidad de antes o no, y cambiar los patrones de consumo y producción sustentable.


Te puede interesar: Nacen cachorros del lobo gris mexicano y puedes elegir sus nombres 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.