Imprimir esta página

SEP reportó que estudiante de secundaria dio positivo a COVID-19

El regreso a clases presenciales, sin contar con las condiciones adecuadas de seguridad para autoridades y alumnos, genera un nuevo problema más que una solución, consideraron diputados del PRI.



A menos de una semana del regreso a clases presenciales en distintas escuelas en la capital del país, la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México (AEFCM) confirmó que un alumno que cursa secundaria dio positivo a COVID-19.

El alumno pertenece a la Escuela Secundaria Técnica 80, ubicada en la colonia Miguel Hidalgo, en la alcaldía de Tláhuac, informó la Secretaría de Educación Pública (SEP).

De acuerdo con las orientaciones sobre el regreso a la escuela durante el ciclo escolar 2020-2021 emitidas por la AEFCM, la familia del estudiante notificó a las autoridades del plantel que el menor había mostrado síntomas y que de acuerdo a la prueba rápida que se le realizó, dio positivo a SARS-COV-2, hecho que se notificó de inmediato a las autoridades sanitarias y educativas locales para tomar las previsiones necesarias con el objetivo de salvaguardar la integridad de la comunidad escolar.

En respuesta, la comunidad educativa decidió, como medida preventiva, de manera voluntaria y en libertad, retomar las actividades a distancia, al tiempo que se realizan las acciones de control epidemiológico a quienes tuvieron contacto con el menor, de acuerdo a información emitida por la SEP.

Asimismo, dio a conocer que el Colegio Williams, plantel Mixcoac, reportó a las autoridades de salud y educativas dos casos “sospechosos”, ya que tuvieron contacto con personas que resultaron positivas; en ambos se realizó la prueba, en uno salió negativo y en el segundo se está en espera del resultado. La comunidad decidió regresar a clases a distancia.

La AEFCM informa que seguirá implementando las acciones recomendadas por las autoridades de Salud y monitoreará de manera permanente las escuelas públicas y privadas de educación básica que voluntariamente decidieron abrir en la Ciudad de México.

Cabe recordar que los planteles escolares que regresaron a clases cuentan con abastecimiento de agua, tienen lavamanos, disponen de jabón para el lavado de manos y toallas de papel o tela, sanitizante de manos (alcohol en gel); además, cuentan con botes de basura para el manejo de los residuos y tienen una red de drenaje o fosa séptica para desalojo de aguas.

También en las escuelas se reorganizaron los espacios para facilitar la sana distancia entre los alumnos y profesores.

Insisten en medidas sanitarias

Durante la sesión del miércoles 9 de junio, en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, los diputados Dulce María Sauri Riancho, Mariana Rodríguez Mier y Terán, Claudia Pastor Badilla, René Juárez Cisneros y Enrique Ochoa Reza, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), presentaron punto de acuerdo por el que exhortaron a la SEP a informar sobre las acciones y protocolos implementados para que el personal docente reciba a las y los alumnos de manera presencial y se eviten contagios al interior de las aulas; así como informar el mecanismo utilizado para seleccionar los planteles que regresaron a clases presenciales.

En el documento, los legisladores priistas recordaron que Campeche fue la primera entidad en regresar a clases presenciales el 19 de abril tras semanas de estar su semáforo epidemiológico en verde; sin embargo, para el 24 de mayo se decidió suspender nuevamente las clases ante el aumento generalizado de casos de contagio.

Otro caso similar, mencionó, es el de Nayarit donde se tenía programado el regreso a clases presenciales el 24 de mayo; no obstante, el semáforo epidemiológico pasó de verde a amarillo y se decidió suspender el regreso a las aulas.

Los diputados del PRI consideraron “que si bien es cierto que no todo el alumnado cuenta con las condiciones adecuadas para tomar clases en línea, no es el momento de bajar la guardia ante la falta de una campaña masiva de vacunación, situación por la que el regreso a clases presenciales, sin contar con las condiciones adecuadas de seguridad para autoridades y alumnos, genera un nuevo problema más que una solución, al exponer la salud e inclusive la vida del personal docente y de todas y todos los alumnos ante un regreso al aula apresurado.

“Las autoridades educativas a nivel nacional están obligadas a velar por el derecho a la salud y ante una pandemia deben asegurarse de que las escuelas que regresaron a clases el 7 de junio cuenten con protocolos de seguridad para evitar contagios, destinando recursos a todas las escuelas que regresaron a clases y una eficaz capacitación para docentes y alumnos”, recalcaron.


Te puede interesar: Trabajo infantil suma 160 millones de niños en el mundo y amenaza en dispararse

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.