Ciudadanos son corresponsables de la construcción de la democracia

En las manos de los ciudadanos está el rumbo de México, el de ir por una senda antidemocrática, por una senda populista o por el contrario apostar realmente por rehacer la política en nuestro país.



En un sistema democrático, los ciudadanos son corresponsables de la marcha de las cosas, “en una democracia en donde el voto verdaderamente vale, no se admite quejarse de que los gobiernos sean siempre los mismos, porque una parte de lo que ocurra en ese país, es corresponsabilidad de los ciudadanos, que votan o dejan de votar”, aseguró Herminio Sánchez de la Barquera y Arroyo, Decano de Ciencias Sociales de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

Indicó que es muy diferente el papel del ciudadano en una democracia que en una no democracia y destacó que en México todavía vivimos en una democracia, pero advirtió que “se está cayendo en pedacitos”. Para hacer valer la democracia dijo que los ciudadanos tienen una gran responsabilidad que es la de votar, y al hacerlo cada uno debe preguntarse “si se está mejor hoy que la última vez que fuimos a votar, si el país está mejor ahora que años atrás y si el camino que estamos tomando ahorita como nación está bien o estaba mejor el de antes”.

Sánchez de la Barquera destacó que “una democracia en donde la voluntad de un solo hombre es la que priva, no es una democracia. Una democracia en donde los gobernantes constantemente están atacando a los que piensan diferente o a la prensa, tampoco es una democracia, y una democracia en donde la Constitución es pisoteada una y otra vez, tampoco es una democracia, por ello es importante que los ciudadanos piensen bien qué es lo que quieren y cuál es su papel como ciudadanos para hacer valer la democracia en nuestro país”.

 

Por otra parte, Valente Tallabs González, director de la Facultad de Ciencia Política y Gobierno de la UPAEP, aseguró que el desencanto que hay con la democracia no es único en México, sino que también se da en varias partes del mundo acentuándose en la región de Latinoamérica y de manera particular en nuestro país de acuerdo a los datos del Latinobarómetro que indica que somos el país que menos cree en la democracia.

Destacó que nuestro país atraviesa por una democracia incipiente, naciente, doliente y defectuosa, por lo que a los mexicanos nos falta entender que se trata de un proceso a largo plazo y no se trata de ver sólo quién nos va a gobernar, sino que deben considerarse otras dimensiones para la construcción de ciudadanía y de la nueva democracia que requiere nuestra nación.

Por lo tanto, dijo que se busca que haya una ciudadanía más activa, ya que no sólo se trata de que el estado respete o implemente los derechos universales, sino que debe ser un trabajo conjunto de la ciudadanía y estado por construir una democracia más sólida.

En su oportunidad, Juan Pablo Aranda Vargas, catedrático de la Facultad de Ciencia Política y Gobierno de la UPAEP, señaló que una verdadera democracia exige la participación de los ciudadanos, genera espacios de diálogo, conforma comunidades en donde se dé la consolidación social para entender cómo funciona la democracia y que no basta con sólo salir a votar.

Indicó que ante el escenario que se está viviendo en nuestro país, lo primero que tienen que hacer las comunidades democráticas es promover la vida democrática dentro de ellas mismas, una vida de tolerancia, una vida de diversidad, de respeto a la diversidad, una vida de diálogo, de debate y no de imposición, una vida en donde el ciudadano prima sobre el gobierno, en donde el ciudadano sea el que verdaderamente manda.

Aseguró que hace falta construir comunidades democráticas en nuestro país, y eso pasa por la familia, por las instituciones, las universidades y por todos los organismos intermedios, se tienen que generar ambientes democráticos, ambientes críticos, ambientes tolerantes, generar una cultura de rendición de cuentas, de transparencia, de acceso a la información autónoma y no como quiere el gobierno federal actual, que sean controladas por ellos mismos.

Por último, comentó que en las manos de los ciudadanos está el rumbo que México quiera seguir, por una senda antidemocrática, por una senda populista que es la que estamos viviendo o, por el contrario, vamos a apostar realmente por rehacer la política en nuestro país.


Te puede interesar: Queremos un país de libertades, por eso saldremos a votar: Coparmex 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.