Proceso electoral podría verse afectado por la ciberdelincuencia

Las tres áreas objetivo de la ciberdelincuencia son: el público votante, la infraestructura de votación y los candidatos políticos y sus campañas electorales.



El próximo 6 de junio se llevará a cabo el proceso electoral federal 2021 en México, el cual será el más importante de la historia de nuestro país por el número de cargos a renovar: 15 gubernaturas y 500 diputados federales, por lo que serán un objetivo muy atractivo para la ciberdelincuencia.

Cabe destacar que, en 2018, la mitad de todas las naciones democráticas que celebraron elecciones nacionales tuvieron su proceso democrático dirigido por la actividad de amenaza cibernética y éstas no serán la excepción.

De acuerdo con el último estudio Consideraciones de Ciberseguridad del proceso democrático para América Latina y el Caribe, realizado por la Organización de los Estados Americanos (OEA) en 2019, cerca del 60 por ciento de los estados miembros indicó que su país no tiene un grupo de trabajo o un comité de ciberseguridad responsable de asegurar el proceso democrático.

Ante este panorama exige mayores esfuerzos de sensibilización y comunicación para que los responsables de la toma de decisiones puedan comprender la urgencia en torno a la inclusión de medidas de ciberseguridad en apoyo de cualquier proceso democrático.

Oswaldo Palacios, director de ventas para México y América Latina de Guardicore, mencionó que las ciberamenazas en tiempos electorales afectan tanto al mismo proceso electoral como al público votante.

Para el experto las tres áreas objetivo de la ciberdelincuencia son: el público votante, la infraestructura de votación, los candidatos políticos y sus campañas electorales.

Indicó que durante los procesos electoral son muy frecuentes los ataques de spear-phishing (estafa de correo electrónico o comunicaciones dirigidas a personas, organizaciones o empresas específicas), también se esperan señuelos con títulos seductores que anuncien un candidato ganador y otros que discutan un posible fraude electoral. Ante ese contexto, Oswaldo Palacios instó al gobierno mexicano y a la ciudadanía estar atentos para frustrar cualquier intento de desinformación y ataque cibernético.

En entrevista con medios de comunicación, el directivo de Guardicore dijo que los gobiernos deben protegerse con soluciones de seguridad para visualizar y segmentar los entornos informáticos. Al hacerlo, pueden crear políticas de manera uniforme que protejan sus activos críticos y sólo permitan procesos, usuarios y dominios completamente calificados y validados; esto ayuda a reforzar la ciberseguridad al evitar que los agentes malintencionados puedan penetrar y apoderarse de información sensible durante este proceso electoral en México.

En cuanto al votante, dijo, este deberá estar consciente de la desinformación y los intentos de hackeo, en las redes sociales debe ser extremadamente crítico con la información que se presenta. Y cuando reciba mensajes de texto, correos electrónicos u otros mensajes relacionados con las elecciones, debe tomarse un tiempo para verificar que el mensaje sea real y provenga de una fuente confiable, así como informar a las autoridades si existiera cualquier intento de fraude cibernético, resaltó Oswaldo Palacios de Guardicore.


Te puede interesar: Digitalizar huellas post mortem podría solucionar crisis forense

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.