Ali Lizárraga, una candidata de compromisos, no de promesas

Ali Lizárraga, candidata a diputada federal por el PAN en Guadalupe, Nuevo León, es una mujer de resultados por lo que en su campaña no ha prometido, sino que se ha comprometido en trabajar por el bienestar de los mexicanos.



La fachada del país no sólo es la que luce en mal estado, también su interior se encuentra muy deteriorado a consecuencia de las políticas públicas impulsadas desde hace casi tres años por el gobierno federal. Arreglarlo es posible, y al igual que una edificación que requiere reconstruirse, necesita trabajos mayores, ir hasta los cimientos, fortalecerlos y desde ahí construir un mejor futuro para todos los mexicanos.

Este es el diagnóstico, visión y perspectiva de Ali Lizárraga, candidata del Partido Acción Nacional a la diputación federal por el distrito 8 de Nuevo León, quien como arquitecta urbanista tiene claro que la reconstrucción del país requiere, como primer paso, que los ciudadanos salgan a votar este próximo 6 de junio y con una nueva conformación legislativa en la Cámara de Diputados se haga efectivo un equilibrio de poderes, se retome el rumbo del país, sin discursos de odio, ni peleas, sino con el único propósito de trabajar para que mejore la vida de las personas.

Ali Lizárraga es mamá de dos hijos y de profesión arquitecta con especialidad en urbanismo; además, tiene estudios de derecho, milita en el Partido Acción Nacional del que ahora es candidata a diputada federal por el distrito 8, que tiene como cabecera el municipio de Guadalupe.

Ali Lizárraga se define a sí misma como una mujer de resultados, por lo que en su campaña no se dedica a prometer, sino que se compromete a trabajar por el bienestar de los mexicanos. Como muestra fehaciente de ello, ha firmado ante notario público distintos compromisos encaminados a mejorar la calidad de vida de quienes habitan en el distrito por el cual es candidata, del municipio de Guadalupe, del estado de Nuevo León y del país en su conjunto.

De estos compromisos firmados por la candidata del PAN, Ali Lizárraga, destacan el de bajar recursos a la alcaldía de Guadalupe con la finalidad de equipar a los policías municipales; el de etiquetar recursos para atender temas de prevención juvenil, a fin de trabajar en la reconstrucción del tejido social; la firma de acuerdos de transparencia hecho con diversas organizaciones de la sociedad civil, así como compromisos para atender a la infancia para asegurarles que estén registrados, que tengan sus vacunas, que tengan una vida plena y no sufran ningún tipo de violencia.

Política humanista

Uno de los grandes desaciertos del gobierno en la actualidad es que ha dejado de ser humanista, cuando es justamente la persona humana la que debe ocupar el centro de la actividad política, destaca Ali Lizárraga y añade que esto junto con la pérdida de valores ha provocado que el tejido social esté deteriorado.

Es por ello que entre sus principales prioridades se encuentra promover acciones y políticas públicas enfocadas a ofrecer mejores condiciones de vida para las familias y mayores oportunidades de desarrollo para la mujer quien es además la educadora base del núcleo familiar.

La candidata del PAN asegura que generar políticas públicas para atender a las mujeres y a las familias se reflejará en una mejor calidad de vida y disminución de problemas como la inseguridad. “Si los niños crecen con amor y una buena calidad de vida, nos ahorraríamos muchos problemas a futuro como la inseguridad”, subrayó.

Para Ali Lizárraga es fundamental apoyar a las mujeres de quienes de viva voz conoce sus necesidades y preocupaciones, muchas de ellas son mamás jefas de familia quienes una y otra vez han pedido se reinstalen las instancias infantiles que el actual gobierno federal desapareció quitando así un importante apoyo para los niños y sus mamás. Las mujeres también requieren becas, apoyos económicos e incentivos para emprender pequeños negocios para poder sacar adelante a sus familias.

Por otra parte, para apoyar a las mujeres que son violentadas es necesario contar con centros de resguardo que puedan acoger, orientar legalmente y ayudarlas a ellas y a sus hijos a salir del constante peligro que corren y que ante la falta de acudir a alguien, siguen soportando.

Gobierno innovador

Entre los temas en los que Ali Lizárraga buscará incidir desde la Cámara de Diputados es favorecer las energías limpias, la protección al medio ambiente, el combate a la corrupción, la defensa a la democracia, la seguridad, el empleo, la salud y la educación.

México es un país que requiere dar pasos hacia adelante y no regresar al pasado con políticas arcaicas, en este sentido la candidata considera que es necesario que los documentos de los ciudadanos se digitalicen. Pero no sólo eso, sino que considera que es fundamental que exista un Big Data que permita tener una radiografía bien definida del país con lo cual se permita tomar las mejores decisiones en beneficio de la población.

Además, consideró que los servicios de salud deberían permitir la portabilidad de los expedientes clínicos, así por ejemplo podría accederse con facilidad a un archivo médico de cualquier persona desde cualquier parte del país, lo que en caso de emergencia resultaría vital para su atención.

Por otra parte, Ali Lizárraga como diputada federal trabajará para que se revoque el uso de combustibles fósiles y en su lugar se utilicen las energías limpias, para ello promoverá incentivos fiscales para las empresas y de establecer mecanismos que faciliten el uso doméstico de las mismas.

Uno de los grandes temas en los que tiene previsto impulsar como legisladora es la reactivación económica para lo cual es necesario que en el país existan las condiciones necesarias que den confiabilidad y seguridad a las inversiones. Al tiempo de que exista protección al empleo, así como de apoyos y fondos para las personas de la tercera edad.

Una nueva forma de gobernar

Ali Lizárraga está convencida que hoy los mexicanos tenemos ante nosotros el gran reto de reconstruir este país y para ello requerimos encontrar las coincidencias y caminar con rumbo a encontrar el progreso, el bienestar y la justicia para los mexicanos.

La candidata panista asegura que en este tiempo no caben las apuestas por la polarización entre los mexicanos, ni tampoco procurar que el de enfrente tropiece para que le vaya mal, sino que es momento de buscar coincidencias, de abrirse al diálogo para encontrar las mejores soluciones a los problemas que aquejan al país.

Está convencida que la alternancia ayuda a que los gobiernos busquen ser más competitivos con lo que quien sale ganando es el ciudadano.

Los problemas que actualmente agobian a la población han provocado que el país esté triste y en duelo. Hoy la gente quiere gobiernos que entiendan sus problemas y trabajen para resolverlos, quieren autoridades que los acojan y los ayuden a salir adelante, tal y como en el hogar una mamá lo hace con sus hijos. Hoy los mexicanos quieren confiar en sus autoridades, lo que implica compromisos y no meras promesas por parte de quienes buscan ocupar algún cargo de representación popular y a lo que Ali Lizárraga está más que puesta. 


Te puede interesar: Educación inclusiva la más afectada después de la pandemia: UPAEP 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.