Aprobar reforma eléctrica sería sabotaje a México: Coparmex

La Coparmex urgió a los legisladores a no aprobar en el pleno la reforma eléctrica preferente, toda vez que esta sabotearía al país.



La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) reiteró su llamado a los diputados federales a no aprobar, en sus términos, la reforma eléctrica en el pleno el próximo martes, ya que así como está planteada “abona a incrementar la incertidumbre jurídica para las inversiones, atenta contra la libre competencia y provocará que los mexicanos paguen más por un servicio eléctrico ineficiente, contaminante y de menor calidad”, con lo que pierde México.

En su lugar, consideró que lo correcto sería mejorar el marco regulatorio a partir de una reflexión más profunda que asegure, por el bien del país, la suma de esfuerzos públicos y privados.

En el análisis de #SeñalCoparmex que lleva por nombre "Reforma al sector eléctrico. Pierde México con cambio a la ley", el sindicato patronal menciona las afectaciones que se ocasionarían al sector, en materia ambiental y a la competitividad.

En lo referente a los daños al sector, señala que esta iniciativa tiene el potencial de convertir al modelo de la industria eléctrica en un monopolio y destruir el mecanismo de despacho de energía de las centrales eléctricas que hoy opera el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) de manera independiente y que permite que haya competencia entre generadores y, por ende, mejores precios.

Al advertir que la mayor parte del costo de generación depende del combustible utilizado, resalta que es más barato y limpio aprovechar el viento, la energía solar que el carbón, combustóleo y diésel. “Usar combustibles ineficientes y contaminantes como los que privilegia la reforma, implicará mayores tarifas para los usuarios. Es importante considerar que el despacho a la energía termoeléctrica producida por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tiene un costo de generación cinco veces mayor a la generación de energía solar o eólica por parte de empresas privadas. Con esta reforma, la energía solar o eólica sería la tercera en ser despachada”.

El análisis resalta que “si el costo no se transfiere de forma directa a los usuarios, se hará de forma indirecta mediante subsidios que serán cubiertos con el pago de impuestos de todos los mexicanos, además, las finanzas de la CFE se verán perjudicadas”.

Asimismo, indicó que México para ser autosuficiente, según expertos, requiere a partir de este 2021 y a lo largo de una década, de una inversión de 15 billones de pesos, tres veces el presupuesto de la nación. El gobierno no puede solo, por lo que necesariamente necesita de la participación de la iniciativa privada.

Con lo que respecta a las afectaciones en materia medio ambiental, la Coparmex señala que representaría un retroceso en esta y ocasionará que no cumplamos compromisos internacionales. Va en contrasentido a las prácticas que están siguiendo la mayoría de los países del mundo. Es, además, inconstitucional porque vulnera el artículo 4° constitucional que habla sobre los derechos de la persona a un medio ambiente sano y a la protección de la salud.

De cambiarse el marco regulatorio, México incumpliría su compromiso asumido en el Acuerdo de París, en el que se preveía que para 2024 el 35 por ciento de la energía generada sería limpia. También, “la mirada se pone en el pasado, dando la espalda al futuro. Se desoye a la ONU que hizo un llamado a erradicar los combustibles fósiles y utilizar energías limpias para hacer una transición energética, ya que es el sector energético uno de los principales responsables del calentamiento global. Es impensable un futuro sostenible sin la descarbonización de la energía”.

En tanto, al mencionar algunas de las afectaciones a la competitividad que se generarían, la Coparmex afirmó que las tarifas eléctricas no serán competitivas, se pondrá a México en desventaja frente a otros países, y mencionó que mientras los costos de generación eléctrica de la CFE son de 1.23 a los 2.05 pesos por kilowatt-hora (kwh), en tanto que los productores particulares tienen costos de 0.82 pesos por kwh.

En este sentido, el organismo empresarial aseguró que fomentar la economía de bienestar, necesita forzosamente que la gente pague menos por sus servicios. “En México necesitamos reducir los costos de electricidad, el gas y diésel para ser más competitivos y atraer inversiones que hoy están optando por Asia”, subrayó.

Finalmente, la Coparmex dijo que “nuestra nación enfrenta una severa crisis económica que requiere señales positivas para poder revertir los nueve trimestres consecutivos con falta de crecimiento. La más potente es dar confianza a la inversión, es dar certeza sobre las reglas a partir de las cuales se toman decisiones para que lleguen más recursos y se generen empleos. No es momento, ni se enfrentan las condiciones para darnos el lujo de impulsar leyes que auto-saboteen a México”.


Te puede interesar: Coparmex llama al gobierno a fortalecer la seguridad energética del país

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.