Gobierno busca tomar el control con reforma a redes sociales

El gobierno no debe ser quien determine qué sí es o qué no es libertad de expresión, sino que sea un regulador autónomo que nos ayude a clasificar y a poner conceptos en común, dijo Miguel Jarquín, especialista en redes sociales.


Iniciativa buscan regular redes sociales


Mientras en México la comunicación a través de las redes sociales, en particular Twitter, le sirvió a Andrés Manuel López Obrador para romper con el monopolio de la crítica en los medios escritos, televisión y radio y lo complementó con sus conferencias mañaneras para dinamitar a los medios como puentes de enlace entre el poder y la sociedad.

Ahora con la iniciativa de reforma para regular las redes sociales propuesta por el senador de Morena, Ricardo Monreal, lo que busca es que el gobierno tenga el control del flujo de información y opinión en las plataformas digitales, aseguró Miguel Jarquín, especialista en redes sociales de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Comunicación de la Universidad La Salle.

En entrevista para Yo Influyo, Miguel Jarquín señaló que los gobiernos de todo el mundo se dieron cuenta que el poder está siendo tomado por los dueños de estas plataformas digitales (Facebook, Twitter, Instagram, Tik Tok), quienes han tenido una gran influencia en los grandes cambios sociales y globales que se han vivido en las últimas décadas como el Brexit, la elección de Donald Trump y la primavera árabe, por mencionar unos ejemplos.

Para el especialista en redes sociales esto no es una preocupación nacional, sino a nivel global, por lo que consideró que es bueno que México esté entrando a debatir este tema. Aunque reconoció que el problema con la iniciativa es que es un cambio en “el cual el gobierno busca tener el control de qué censurar y no sean las empresas las que lo decidan”.

Para el académico de la Universidad La Salle la regulación debe tomar como base la actual legislación de los Medios de Comunicación, en el que se analice lo que está ocurriendo, sumando voces de especialistas en tecnología, comunicólogos y juristas, ya que un tema que se debe tratar es que el uso de las tecnologías ha superado en mucho el marco legal y jurídico actual de nuestro país.

“Hay un miedo generalizado del poder de las plataformas digitales, ellos son quienes controlan el comportamiento, las tendencias de las plataformas digitales. Creo que México se está asomando a un punto más, es en realidad decirle a Facebook o Twitter que no tienes mucho más poder que yo”, explicó Miguel Jarquín.

¿El gobierno puede ser el regulador de las redes sociales?

El gobierno no puede ser el regulador. Tendría que venir la creación de una entidad autónoma, que tenga un financiamiento estatal. El gobierno no debe ser quien determine qué sí es o qué no es libertad de expresión, sino que sea un regulador autónomo que nos ayude a clasificar y a poner conceptos en común.

¿El INAI y el IFT pueden ser quienes regulen las redes sociales?

Puede ser una base, por la naturaleza que tiene como ha venido ganando confianza poco a poco estos organismos. Si ellos son los intermediarios siendo un órgano autónomo en donde las voces puedan ser escuchadas, ser transparentadas en las acciones que el gobierno está tomando en torno a la legislación que se quiere llevar a cabo.

Es totalmente necesario contar con un regulador autónomo que nos proteja de la vulnerabilidad a la que estamos siendo “víctimas” dentro de las plataformas digitales, porque hay una cantidad de desinformación y de manipulación de la interacción digital hoy en las redes sociales y en los diferentes sitios web que no han tenido consecuencia.

Esto va a ser fundamental para que sea aceptado desde un punto de vista social con el beneficio de que debería traer la regulación, y no con este sentido de oscuridad y de censura que hoy está comenzado a llegar a la gente al escuchar que viene la regulación.

¿Se puede controlar la plaza pública a través de las redes sociales?

Sí, totalmente. El manejo de los movimientos sociales en los últimos 10 años han sido totalmente digitalizados, para llamarlo de algún modo. Las marchas, la aglomeración de grupos, sabotaje a productos y personajes políticos, el golpe a figuras políticas para tirarlas de su cargo a través del espacio digital es la mayor arma y es el poder fundamentar a través del cual se han decidido las contiendas que están marcando el ritmo del mundo de hoy.

“No hay que asustarnos porque viene una regulación, sino lo contrario, hay que entenderla, agradecerla y sobre todo tener mucha participación y cuidado con lo que se vaya a echar andar, porque esa será la base del futuro en la dinámica digital que vamos a estar llevando. Independientemente del partido que sea quien la eche andar va a venir, es necesaria y tenemos que sumarnos medios de comunicación, especialistas y ciudadanía para levantar la voz ante cada acción que esté ocurriendo”, concluyó.


Te puede interesar: Mexicanos usan las redes sociales para seguir actividades culturales


@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.