Para 2030, en el mundo 84 millones de niños quedarían sin escuela, alerta la Unesco

En 2015, el 51 por ciento de estudiantes en el mundo contaba con habilidades básicas de lectura al concluir la escuela primaria, la Unesco proyecta que para 2030 crecerá al 67 por ciento.



Alrededor de 84 millones de niños y jóvenes en el mundo seguirán sin asistir a la escuela para 2030 a menos que se tomen medidas efectivas inmediatamente, advirtió la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

A través de un nuevo estudio, el organismo internacional aseguró que de mantenerse el ritmo actual sólo uno de cada seis países conseguirá el Objetivo de Desarrollo Sostenible referente al acceso universal a una educación de calidad para el fin de esta década.

Con datos del 90 por ciento de sus Estados miembros, la agencia de la ONU proyectó un aumento en el porcentaje de estudiantes con habilidades básicas de lectura al final de la escuela primaria, que pasaría del 51 por ciento en 2015 al 67 por ciento en 2030.

A pesar de este avance, el estudio estima que cerca de 300 millones de niños y jóvenes continuarán careciendo de las habilidades básicas de aritmética y lectura para tener mejores empleos y oportunidades en general.

La Unesco dijo que cuando se acordó la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, los países se comprometieron a alcanzar un nivel educativo de secundaria para todos. Sin embargo, sólo poco más del 15 por ciento de las naciones cumplirán el compromiso. No obstante, en África subsahariana apenas el 40 por ciento de los jóvenes completará la escuela secundaria.

La Unesco afirmó que la comunidad internacional tiene la responsabilidad de redoblar los esfuerzos para cerrar las brechas y priorizar el financiamiento de la educación.

Por otro lado, el estudio destacó que la pandemia de COVID-19 agudizó la crisis educativa, pero con voluntad política se puede cambiar el rumbo y avanzar en la esfera de la educación.

El informe llama a fortalecer la cooperación regional e internacional para que cada país pueda inspirarse en sus pares y desarrollar e implementar soluciones. Asimismo, la Unesco se comprometió a seguir ayudando a los países para acercarse al cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible en los años que quedan para ello.

Hace apenas una semana, en una cumbre sobre la transformación de la educación celebrada en París, la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, se refirió al cierre de las escuelas debido a la pandemia, considerando que esos retrasos en el aprendizaje también tendrán un fuerte impacto en la economía.

“A escala mundial, representarán una pérdida acumulada de riqueza para la actual generación de escolares de alrededor de 21 billones de dólares. La estimación anterior en 2021 era de 17 billones de dólares, por lo que la situación ha seguido empeorando en el último año”, resaltó.

Azoulay agregó que además de la crisis de aprendizaje, existe una crisis de financiamiento en la que el 40 por ciento de los países de renta baja y media redujeron su gasto en educación durante la pandemia. La reducción media fue del 13.5 por ciento, pero hasta el momento los presupuestos no han vuelto a sus niveles de 2019.


Te puede interesar: El acceso a la educación es más difícil para los grupos vulnerables: Unesco 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.