Paz mundial en vilo, Putin reconoce independencia de dos regiones de Ucrania

Antony Blineken, secretario de Estado de EU, dijo que la decisión de Vladimir Putin de reconocer dos regiones separatistas de Ucrania como independientes, contradice el compromiso de Rusia con la diplomacia y amerita una respuesta rápida y firme.



El presidente ruso, Vladimir Putin, reconoció la independencia y soberanía de Donetsk y Lugansk, regiones separatistas prorrusas del este de Ucrania y que se ubican en la frontera de Rusia, lo que generó el inmediato rechazo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la Unión Europea (UE) y de Estados Unidos (EUA).

Además, Putin firmó dos decretos a través de los cuales ordenó al Ministerio de Defensa de Rusia el despliegue de tropas a fin de garantizar el mantenimiento de la paz por parte de las Fuerzas Armadas rusas en las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk. Se prevé que los militares rusos estarán en esos territorios hasta la firma de acuerdos sobre la Amistad, la Cooperación y la Ayuda Mutua entre ambas entidades y Moscú.

Al condenar la decisión de Putin, de manera conjunta el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; y el Alto Representante de la Unión Europea (UE) para Política Exterior, Josep Borrell, dijeron que se trataba de una violación flagrante del derecho internacional.

Asimismo, agregaron que los 27 países que conforman la Unión Europea reaccionarán con unidad, firmeza y determinación en solidaridad con Ucrania.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, abundó que con la decisión de reconocer la independencia de las autoproclamadas República Popular de Donetsk y República Popular de Luhansk se socavaba aún más la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, se erosionaban los esfuerzos para resolver el conflicto y se violaban los Acuerdos de Minsk, de los que Rusia es parte.

Stoltenberg indicó que en 2015, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, del que forma parte Rusia, reafirmó su pleno respeto por la soberanía, la independencia y la integridad territorial de Ucrania y señaló que Donetsk y Lugansk son parte de Ucrania.

Agregó que Moscú continúa alimentando el conflicto en el este de Ucrania al brindar apoyo financiero y militar a los separatistas. También está tratando de poner en escena un pretexto para invadir Ucrania una vez más.

La OTAN, aseguró, apoya la soberanía y la integridad territorial de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas. Los aliados instan a Rusia, en los términos más enérgicos posibles, a elegir el camino de la diplomacia y a revertir de inmediato su acumulación militar masiva en Ucrania y sus alrededores, y retirar sus fuerzas de Ucrania de acuerdo con sus obligaciones y compromisos internacionales.

Por otra parte, la Casa Blanca informó que el presidente Joe Biden emitirá una orden ejecutiva que prohibirá nuevas inversiones, comercio y financiamiento por parte de estadounidenses hacia, desde o en las llamadas regiones en Donetsk y Lugansk. Asimismo, otorgará autoridad para imponer sanciones a cualquier persona que se determine que opere en esas áreas de Ucrania.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseguró que se tomarán más medidas y dijo que estas son independientes de las sanciones que Estados Unidos y sus aliados han estado preparando si Rusia invade Ucrania.

Trascendió también que después de una llamada entre el canciller alemán, Olaf Scholz, y los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y de Estados Unidos, Joe Biden, dijeron que el reconocimiento por parte de Rusia de la independencia de las regiones rebeldes del este de Ucrania "no quedará sin respuesta".

En tanto, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blineken, consideró que la decisión de Vladimir Putin de reconocer dos regiones separatistas de Ucrania como independientes, contradice el "compromiso de Rusia con la diplomacia" y amerita una respuesta "rápida y firme".

A través de un comunicado, Blinken dijo que "la decisión de Rusia es otro ejemplo del irrespeto flagrante del presidente Putin por el derecho y las normas internacionales".

Apenas un día antes, el secretario de Estado norteamericano había dicho que la decisión de Rusia y Bielorrusia de extender el tiempo de inspección de las fuerzas que han participado en sus ejercicios militares más allá del domingo, cuando estaba previsto su fin, significaba que se había puesto en marcha el manual por el que Rusia intentaría crear una serie de provocaciones para justificar una agresión a Ucrania, tal y como ya lo había expuesto ante la ONU.


Te puede interesar: La humanidad ha superado el límite seguro de contaminación química 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.