Estímulos fiscales ayudarán a impulsar el empleo en el mundo: ONU

La riqueza de los multimillonarios aumentó en más de 3.9 billones de dólares entre marzo y diciembre de 2020, mientras que en ese lapso se incrementó el número de pobres extremos en entre 119 y 224 millones de personas: ONU.



Invertir en un crecimiento en empleo, en protección social y en una transición justa hacia un futuro de emisiones netas cero, en particular en los países de bajos y medianos ingresos, podría evitar que se profundicen las desigualdades entre las economías desarrolladas y las que están en desarrollo, las cuales se han exacerbado durante la pandemia de COVID-19, consideró el Secretario General de la ONU, António Guterres.

También señaló que es necesario impulsar medidas de estímulo fiscal con al menos 982 mil millones de dólares a fin de responder a los problemas inmediatos en el mercado laboral que se han generado por la crisis sanitaria.

Hizo notar que ninguna economía avanzada ha logrado el progreso económico y social sin invertir en sistemas de protección social y servicios públicos de calidad que proporcionen a las personas el apoyo necesario para sortear las vicisitudes de su vida.

El secretario del organismo internacional subrayó que es urgente invertir para que se recupere el empleo y este sea sostenible y socialmente inclusivo. Advirtió que los sectores público y privado deben aprovechar la financiación para aumentar significativamente dichas inversiones a fin de que el mundo vuelva a estar en condiciones de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y de hacer frente a los riesgos cada vez mayores del cambio climático y la degradación del medio ambiente, que podrían poner en peligro mil 200 millones de puestos de trabajo, lo que equivale al 40 por ciento de la población activa mundial.

Asimismo, consideró que la recuperación de la pandemia debe centrarse en las personas para lo que se necesita que las políticas de empleo y de protección social trabajen conjuntamente, no sólo para mejorar el nivel de vida de las personas, sino también para ayudarles a afrontar los retos de un mundo laboral en rápida evolución y la transición hacia el objetivo de cero emisiones netas de carbono para 2050.

Entre los datos que menciona en su informe, Guterres destacó que la riqueza de los multimillonarios aumentó en más de 3.9 billones de dólares entre marzo y diciembre de 2020, mientras que el impacto de la pandemia en el mundo del trabajo, entre otros factores, provocó que se incrementara el número de pobres extremos en entre 119 y 224 millones de personas, el primer aumento de la pobreza en más de 21 años.

Agregó que en 2020 se perdió el 8.8 por ciento del total de horas de trabajo, lo que equivale a las horas trabajadas en un año por 255 millones de trabajadores a tiempo completo, lo que corresponde a una pérdida de 3.3 billones de dólares en ingresos laborales antes de las ayudas gubernamentales, y estimó que como consecuencia de la pandemia en 2021 habrá 75 millones de puestos de trabajo menos que antes de la crisis, y 23 millones menos previstos para 2022.

El diplomático de origen portugués consideró que es necesario trabajar para acelerar la recuperación tanto del empleo como de la cobertura de protección social, y consideró que es necesario crear al menos 400 millones de puestos de trabajo y la protección social se extienda para alcanzar a cubrir a cuatro mil millones de mujeres, hombres y niños que actualmente carecen de la misma.


Te puede interesar: Enciende alarmas la ONU por amenazas y división mundial

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.