OCDE llama con urgencia a países a invertir en salud mental

Antes de la pandemia, una de cada dos personas ya había sufrido de algún trastorno mental a lo largo de su vida y una de cada cinco personas había quedado afectada de manera permanente por alguna cuestión mental.



En un informe publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se llamó a los países miembros de esta organización a dedicar medios económicos y humanos al trabajo por la salud mental, problema que ha aumentado considerablemente con la pandemia de COVID-19 y que podría tener consecuencias a largo plazo en el mundo.

La OCDE indicó que los costos individuales y sociales ya incluyendo los tratamientos de los trastornos mentales, el impacto de la falta de empleo y la caída en la productividad se han cifrado hasta un 4.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Sin embargo, desde la llegada de la pandemia de COVID-19 a finales de 2020, la salud mental y emocional ha sufrido un deterioro grave, siendo la población joven la más afectada por esos trastornos. Casos de ansiedad, depresión, estrés y otros trastornos se han duplicado en diversos países, por lo que la OCDE llamó a todas las comunidades a invertir en cuidados de salud mental “con urgencia”.

“Los países deben brindar un apoyo adecuado a los afectados y aumentar urgentemente la inversión y la calidad de la atención para reducir los altos costos sociales y económicos asociados con los problemas de salud mental“, aseguró el informe y destacó que durante mucho tiempo se han desatendido los servicios psiquiátricos y no han sido financiados correctamente.

Datos arrojan que antes de la pandemia, una de cada dos personas ya había sufrido de algún trastorno mental a lo largo de su vida y una de cada cinco personas había quedado afectada de manera permanente por alguna cuestión mental.

La OCDE también indicó que el 67 por ciento de las personas que deseaban tener atención a su salud mental, han tenido dificultades para acceder a atención especializada. “Once países de la OCDE tienen sólo un psicólogo o menos por cada 10 mil habitantes”, destacó el informe de la organización y llamó a los países a invertir recursos económicos y humanos en la salud mental, pues es una situación que puede afectar en diversas cuestiones a la sociedad.

 

Te puede interesar: Sólo recuperando puestos de trabajo se superará crisis por la pandemia

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.