Acceso de niños a internet debe ser limitado y supervisado: Unicef

La irrupción del internet ha transformado el mundo al hacer más rápidas, cercanas e inmediatas las comunicaciones; sin embargo, es necesario cuidar los contenidos a los que tienen acceso los niños y adolescentes.



El 17 de mayo se celebra el Día Internacional del Internet, desde hace 50 años la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, conmemora el Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información con el objetivo de promover el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y reducir la brecha digital.

A pesar de los beneficios que ofrece la tecnología para poder comunicar, de no utilizarse adecuadamente también se presentan riesgos que pueden impactar de forma negativa principalmente a los niños y adolescentes.

Por ello, desde hace algunos años el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha promovido una serie de recomendaciones a los padres de familia y adultos que están a cargo del cuidado de los infantes a fin de que prevengan de diversos contenidos que pueden afectar sus vidas en distintos ámbitos.

Las recomendaciones están divididas en edades de acuerdo al desarrollo de cada etapa de los pequeños.

En lo que corresponde a la etapa que abarca de los 0 a los 2 años, en la que lo importante es la estimulación e interacción con el mundo real y el contacto visual, se señala que debe restringirse al máximo el uso de pantallas.

De los 2 a los 4 años que es cuando los niños aprenden mejor jugando e interactuando con el mundo real, en caso de tener contacto con pantallas, se recomienda máximo una hora diaria, nunca a la hora de comer ni una hora antes de dormir.

A los 5 años la recomendación es que los pequeños usen pantallas máximo una hora al día y que sus padres deben asegurarse de que todas las pantallas estén fuera de las habitaciones para que sus hijos logren un sueño adecuado.

En lo que corresponde a la etapa que va de los 6 a los 8 años los niños y adolescentes aún no diferencian entre el mundo real y el digital, por lo tanto es importante restringir el acceso a dispositivos de internet y el uso de videojuegos, pues aumenta la posibilidad de desarrollar conductas asociadas a la ciberdependencia.

A los 9 años los niños ya pueden navegar en internet con acompañamiento permanente y controles parentales, recordando que todo lo que se divulga es público, así como definir claramente sitios, interacciones, contactos y horarios permitidos.

Los 13 años es la edad permitida para crear perfiles en la mayoría de las redes sociales a excepción de Facebook. A los 14 años los adolescentes ya deben estar listos para manejar un celular personal con datos con mayor autonomía y responsabilidad. Sin embargo, la recomendación es que los padres o adultos a su cargo mantengan el monitoreo y especialmente que estén cerca de sus redes sociales.

Unicef destaca que durante este proceso es indispensable enseñarle a los niños y adolescentes que el internet aloja contenidos educativos y pedagógicos, que les permite desarrollar su creatividad, capacidades comunicativas, de programación y de lectura, pero también es necesario que se les haga conciencia de que existen contenidos que son inapropiados para su desarrollo y que pueden afectar su integridad física y mental haciéndolos posibles víctimas de abuso y explotación sexual en línea.

 

Te puede interesar: Busca intensificar aplicación de vacunas de enfermedades prevenibles 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.