Graves, los efectos de los incendios australianos

El humo que se ha originado en los incendios masivos en Australia ya ha comenzado a llegar a Chile y Argentina. 


Incendios en Australia


El cielo en diversos estados australianos se ha cubierto de humo, se percibe olor a madera quemada y un tinte anaranjado se expande por los bosques y pastizales de todo el país. Docenas de personas han perdido la vida y miles se han quedado sin hogar.

Cada año, bomberos en Australia combaten incendios forestales debido a las altas temperaturas que registra el país; sin embargo, este año los incendios se han salido de control y han sido calificados por expertos como un suceso devastador y catastrófico. Cerca de 2 700 bomberos han sido desplegados por toda la nación australiana para combatir los incendios, pero no han logrado controlarlos.

Los incendios en Australia comenzaron a finales de 2019 y han continuado durante los primeros días de 2020. Hasta el momento se estima que alrededor de 24 personas perdieron la vida, y aproximadamente 1 300 familias se quedaron sin hogar, lo que dejará graves consecuencias en las siguientes semanas, pues la mayoría de ciudadanos perdieron todo su patrimonio en sus hogares.

Respecto a la vida animal, asociaciones australianas estiman que 500 millones de animales de varias especies han muerto calcinados en las llamas o asfixiados, y poco más de 6 millones de hectáreas se han quemado en todo el territorio australiano. Una hectárea equivale a un campo profesional de futbol.

Sin embargo, los incendios en Australia están lejos de dejar de causar problemas, pues ese desastre natural no sólo cobrará la vida de humanos y animales, también dejará pérdidas económicas, incremento de enfermedades y representará un retroceso en la estrategia mundial para combatir el cambio climático.

Incendios dejarán pérdidas millonarias

Rogelio Barrios Rosas, fundador de Proyecto EcoCiencias y coordinador nacional de Sustainable Development Solutions Network Youth México, explicó que el territorio más afectado por los incendios se ubica al sureste de Australia, donde están las ciudades más pobladas y explicó se estiman pérdidas aproximadas de hasta 4 mil 400 millones de dólares pues en esas zonas se concentra gran parte del turismo y agricultura del país.

“La inversión que tendrá que hacer Australia para recuperar la tierra que ha sido afectada es muy grande y va a consistir en un esfuerzo de muchos años”, comentó Rogelio Rosas, pues aunque se trabaje por reforestar o acondicionar la tierra para que se pueda continuar con actividades agrícolas o turísticas, cada año suceden incendios en el país, por lo que no se podrá regenerar mucho antes de que llegue la próxima temporada de incendios.

Además, Barrios Rosas explicó que “los incendios están teniendo un impacto muy fuerte en la salud pública”, pues los gases que se propagan en un incendio de esa escala usualmente provocan una combustión incompleta que da como resultado monóxido de carbono. “El monóxido de carbono contribuye a que las personas desarrollen enfermedades respiratorias y aumentan la incidencia para que se generen eventos cardiacos graves”, comentó Barrios Rosas.

Expertos aseguran que la temporada de incendios en Australia apenas comienza, por lo que se esperan más pérdidas humanas, animales, de vegetación y económicas en lo que resta del año.

Retroceso en la lucha contra el cambio climático

Rogelio Rosas explicó que los incendios que vive Australia son un retroceso para la lucha contra el cambio climático, pues junto con la selva del Amazonas, es una de las zonas más importantes con las que se contaba para la captación de dióxido de carbono. Sin embargo, las llamas han acabado con la estrategia que se ha planteado en diversos acuerdos que pretenden reducir el cambio climático como el Acuerdo de París.

“No quiero ser pesimista, pero estamos viviendo una situación muy negra”, aseguró Barrios Rosas, pues este incendio compromete la calidad de vida de todos y las esperanzas de vida de todo el mundo se van a reducir, ya que se esta perdiendo una de las zonas más importantes para el mundo y en la que se tenían importantes esperanzas para contrarrestar el cambio climático.

Finalmente, Barrios Rosas explicó que no poder contrarrestar el cambio climático pone en riesgo el acceso a agua potable, la seguridad alimenticia y podría representar una elevación en la temperatura.

 

Te puede interesar: Una Red social para amantes de la naturaleza


@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.