Especialistas exhortan a tomar medidas sobre el manejo del agua en la frontera de México-EUA

El clima cambiante y la rápida urbanización a lo largo de la frontera internacional ejercen una presión sin precedentes sobre los sistemas de abastecimiento de agua.



Un grupo de expertos de Arizona State University (ASU) y otras instituciones enviaron un informe a la Sección de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) de Estados Unidos, en el que señalan los desafíos y las posibles soluciones colaborativas para el manejo del agua en la región fronteriza de Estados Unidos y México.

El informe aborda algunos de los desafíos que enfrentan ambas naciones respecto al manejo del agua, tales como la creciente demanda de agua debido a la urbanización, la industrialización y la expansión agrícola; impactos del cambio climático en el ciclo hidrológicos y en la seguridad hídrica en ambos lados de la frontera y las implicaciones para la salud pública debido a la escasez de agua potable.

“Los problemas binacionales requieren soluciones binacionales y, con esa finalidad, este white paper promueve una cooperación inclusiva, informada por la ciencia y que en última instancia beneficiará a los residentes de la región fronteriza de Estados Unidos y México”, señaló Irasema Coronado, directora de la School of Transborder Studies de ASU, a través de un comunicado.

Por su parte, Francisco Lara Valencia, profesor de la School of Transborder Studies de ASU, quien también participó en el informo, dijo que a medida que la región fronteriza de Estados Unidos y México avanza hacia el siglo XXI, la gestión del agua en la frontera requerirá un pensamiento innovador y una planificación holística para abordar los viejos desafíos y las preocupaciones emergentes.

En este sentido, Lara Valencia dijo que actualmente el clima cambiante y la rápida urbanización a lo largo de la frontera internacional ejercen una presión sin precedentes sobre los sistemas de abastecimiento de agua y saneamiento de la región fronteriza.

Los especialistas presentaron algunas soluciones o, por lo menos, pasos hacia soluciones que recomendaron a la Sección de la Comisión Internacional de Límites y Aguas de Estados Unidos, así como otras instituciones en ambos lados de la frontera, entre las que destacan:

Adaptar un enfoque de “ciclo hidrológico” para la administración del agua, centrado en la eficiencia de la conservación y empleando tecnologías directas de reutilización del agua y tecnologías indirectas destinadas a la recarga y recuperación de acuíferos.

Incluir el agua subterránea en cualquier formulación para integrar el manejo de los recursos hídricos, las soluciones ecológicas, la adaptación y resiliencia climática, el desarrollo comunitario y el análisis de vulnerabilidad.

Así como identificar prioridades comunes de la salud ambiental en colaboración conas las comunidades locales, especialmente en lo que respecta a los problemas de saneamiento del agua en la frontera.

 

Te puede interesar: El 72% de la población mexicana está preocupada por el desabasto de agua

@yoinfluyo 

comentarios@yoinfluyo.com 

Compartir
No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.