SEP y sociedad civil deben trabajar juntos para resolver problemas de educación

Mientras la SEP ponga todas sus esperanzas y se centralice en una sola persona, las líneas educativas, las formas de participar y de tomar decisiones van a existir los fracasos que ha habido.



Bajo aprendizaje; abandono escolar; subejercicio y recortes presupuestales a la educación; capacitación magisterial fragmentada y limitada, y la falta de inversión para mejorar la infraestructura escolar y los materiales educativos son los principales problemas por los que atraviesa actualmente la educación de niños y jóvenes en México y que la nueva titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Leticia Ramírez Amaya, tiene como reto atender, indicó José Francisco Landero Gutiérrez , presidente del Consejo de Suma por la Educación.

Al tiempo de desearle el mejor de los éxitos a la flamante secretaria, Landero Gutiérrez hizo un llamado a que abra espacios de diálogo con los diversos actores que intervienen en la educación como los padres de familia, los maestros y directivos de las escuelas, empresarios, liderazgos sociales y organizaciones de la sociedad civil, incluidos los críticos a las acciones de la actual administración, con la finalidad de conocer diversos ángulos y perspectivas y así se puedan articular acciones para mejorar la instrucción que los menores y jóvenes reciben en el país.

En una misiva que Suma por la Educación hizo llegar a la nueva titular de la SEP, la organización civil expresó su intención de acompañarla para que los alumnos tengan la oportunidad de recibir “una educación de excelencia, libre de ideologías y de política”.

Asimismo, le recomendó revisar las acciones de los dos últimos titulares de la SEP y, con base en ello, conforme un equipo de trabajo que logre resultados para el aprendizaje y formación de los millones de alumnos mexicanos que requieren una educación de excelencia, libre de ideologías y de política.

Trabajar en serio

Entrevistado por Yo Influyo, Landero Gutiérrez calificó de “irrelevante” el nombramiento de Ramírez Amaya como secretaria de Educación toda vez que “la presidencia de la República no tiene personas capacitadas para dirigir la SEP, no los tiene con la experiencia, capacidad, objetividad y vocación para hacerlo, en este sentido es irrelevante que la nueva secretaria se llamara Leticia, Juana, Olga o como fuera, lamentablemente esta persona no tiene el perfil y sobre todo no tiene la vocación en el tema educativo que son dos de las cuestiones importantes para dirigir una secretaría tan importante”, indicó.

Agregó que haber sido maestra hace décadas o líder sindical no aporta nada a su vocación; sin embargo, consideró que el tema fundamental es si Leticia Ramírez realmente va a querer hacer algo como secretaria o si nada más está utilizando esta posición, como lo hizo su antecesora Delfina Gómez para saltar a otro puesto político o para ayudar electoralmente al partido del presidente.

“La duda es si ella trabajará para favorecer la educación”, subrayó y a este respecto aceptó que veía con pesimismo que así fuera, toda vez que en la actual administración esta cartera ha sido ocupada por dos secretarios a quienes parecía les interesaba el tema educativo y que venían a trabajar en él pero en ambos casos pesó más su vocación política que su vocación educativa, y admitió que creía que va a suceder con esta secretaria.

A pesar de ello, aseguró que en Suma por la Educación tienen la intención de colaborar con la nueva secretaria para que la educación en el país mejore, por lo que de entrada le resumieron los cinco problemas que actualmente hay en este rubro para que ojalá pueda hacer algo para resolverlos y que sepa que cuenta con la sociedad civil para apoyarla a hacerlo.

Por otra parte, Francisco Landero lamentó que en México estemos acostumbrados a creer que una persona va a resolver todos los males, lo que es falso. Indicó que sería erróneo apostar todo por esta secretaria, incluso si fuera otra persona o que efectivamente tuviera el perfil adecuado para ocupar este cargo, pues para resolver los grandes problemas del país se necesita la colaboración de muchas personas, diversos actores sociales que en el caso de la educación corresponde a las organizaciones de la sociedad civil, los padres y madres de familias, los maestros, los directivos escolares, y los empresarios y liderazgos sociales.

Resaltó que mientras la SEP ponga todas sus esperanzas y se centralice en una sola persona, las líneas educativas, las formas de participar y tomar decisiones van a seguir existiendo fracasos como los que ha habido. “Creemos que es fundamental la participación social para transformar la educación”.

 

Te puede interesar: El acceso a la educación es más difícil para los grupos vulnerables: Unesco 

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com 

¡Califica este contenido!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sea el primero en calificar esta publicación.

Compartir

Lo más visto

También te puede interesar

No hemos podido validar su suscripción.
Se ha realizado su suscripción.

Newsletter

Suscríbase a nuestra newsletter para recibir nuestras novedades.