En temporada decembrina aumentó 30% la producción de residuos

El aumento de residuos se suma a la situación que impuso la pandemia de COVID-19, la cual ocasionó un incremento en la basura doméstica.



Las posadas, fiestas navideñas, de fin de año y Reyes Magos causaron importantes estragos ambientales, de acuerdo con la organización Ecologistas en Acción, pues durante el mes de diciembre el número de residuos diarios aumentó 30 por ciento.

Datos de las autoridades de la Ciudad de México indican un incremento de 25 por ciento de la basura como resultado de ruptura de piñatas, uso de platos y vasos desechables, así como por envolturas de regalos.

De acuerdo con Ignacio Parada, CEO de Bioelements, y especialistas en medioambiente, esta situación es preocupante porque las celebraciones duran sólo una breve temporadas. Sin embargo, los residuos, sobre todo los plásticos, pueden permanecer en el ambiente hasta 400 años, durante su “estancia” liberan elementos químicos que afectan negativamente al medioambiente e incrementan la huella de carbono.

Además, durante ese período son tóxicos para el medioambiente en el cual se encuentran en contacto; la mayor parte de estos residuos no se reutilizan ni se reciclan y acaban en los basureros o en el mar.

Por otro lado, la utilización de cartón y papeles utilizados de manera común en esta temporada son amigables con el medioambiente, su producción es una de las actividades industriales con mayor impacto negativo pues su proceso de fabricación, distribución y consumo implica la sobreexplotación de recursos naturales como el agua y los árboles. Asegura que por cada kilo de papel producido se emiten alrededor de 3.3 kilogramos de CO2 equivalente a dióxido de carbono.

Nancy Jiménez Martínez, del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM) de la UNAM, explicó que el aumento de residuos se suma a la situación que impuso la pandemia de COVID-19, la cual ocasionó un incremento en la basura doméstica de 3.5 a 17 por ciento.

“Enfrentamos una crisis, pero no es el único reto para la humanidad, toda vez que está también el cambio climático o plástico en los océanos, entonces tenemos que ser mesurados en la generación de residuos”, sostuvo la especialista universitaria.

Ignacio Parada, CEO de Bioelements, advierte que sin importar si se trata de festividades o días regulares, los consumidores pueden considerar empaques biodegradables que son resultado del desarrollo tecnológico y de investigación y que son capaces de biodegradarse en un periodo de entre seis y 20 meses, incluso algunos como los productos de Bioelements, pueden ser consumidos por los microorganismos en cualquier ambiente, lo que contribuye a que el ciclo vital siga su curso y todo ello, sin perder características de los empaques como su permeabilidad, resistencia y flexibilidad.


Te puede interesar: IPN diseña tecnología para ubicar a mujeres en riesgo

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.