¿Cómo operar una tienda online?

El modelo de dropshipping hace que sea difícil diferenciarte del resto.


Tiendas online


Una de las últimas tendencias para comenzar un negocio online es hacerlo bajo el modelo de dropshipping. Esta metodología implica montar una tienda online y vender productos sin tenerlos en stock. Es decir, cada vez que un consumidor realiza una compra, el proveedor recibe una notificación para enviarle el producto al cliente desde su propio depósito. En este sentido, la tienda online es un intermediario entre el comprador y el distribuidor, que recibe una comisión por cada venta realizada. Tener distintas ideas de dropshipping y establecer un plan de acción para llevarlas a cabo es el primer paso para comenzar un negocio de este tipo. Este modelo tiene muchos beneficios, pero también presenta algunas complicaciones que, de cualquier manera, pueden ser fáciles de resolver.

Desventajas de este modelo de negocios

La principal desventaja del dropshipping es que los márgenes de ganancias suelen ser bajos, ya que dependen de lo que el proveedor esté dispuesto a ofrecer. Cuando tú fabricas un producto y lo comercializas, estableces tus propios márgenes de ganancias, pero como en este caso eres un intermediario, no tendrás mucho control sobre eso. Además, la competencia muchas veces ofrecerá precios más bajos y esto podría quitarte clientes. Sin embargo, una buena idea es elegir un nicho que no esté muy saturado para tener menos competidores.

El modelo de dropshipping hace que sea difícil diferenciarte del resto. Esto se debe a que otras tiendas online como la tuya están vendiendo los mismos productos que tú ofreces. Esto podría presentar un problema ya que será difícil conseguir ventas. No obstante, la clave reside en poder distinguirte del resto y, en última instancia, esto dependerá de ti y tu creatividad. Atraer a los usuarios a tu sitio web es difícil pero no es imposible, si implementas estrategias de posicionamiento exitosas.

Por último, los errores que cometan los proveedores podrían perjudicarte. Si el cliente compró un producto y, por error, el depósito le envío otro, tú tendrás que hacerte cargo de solucionarlo. Para evitar que se arruine tu reputación, es importante que elijas proveedores que trabajen con profesionalismo y tengan experiencia en envíos masivos ya que esto disminuirá los márgenes de error.

¿Qué beneficios tiene una tienda online de este tipo?

Montar una tienda online propia puede ser muy riesgoso ya que requiere mucha inversión y contar con una amplia variedad de productos en stock. La principal ventaja del dropshipping es que, al no tener que crear un inventario, los gastos iniciales se reducen considerablemente. El único objetivo de este modelo de negocios es vender y, por lo tanto, tendrás que invertir todos tus recursos en eso. Asimismo, al no tener que preocuparte por el inventario, es más fácil administrar este tipo de tienda online. Nuevamente, todos tus esfuerzos se concentrarán en vender y, como el proveedor se encarga del stock de los productos, no tendrás que preocuparte por gastos de almacenamiento, pedidos y administración.

No tener que crear y mantener un inventario hace que sea posible ofrecer una amplia variedad de productos sin tener riesgos de sufrir pérdidas si los artículos no se venden. Además, los artículos pueden publicarse inmediatamente. Esto se debe a que, al operar este tipo de tienda, no hay que esperar hasta recibir los artículos para poder ponerlos a la venta; basta, tan solo, con que los productos se encuentren en el depósito de nuestro proveedor. Además, un distribuidor experimentado tendrá la capacidad de lidiar con grandes envíos y contará con la disponibilidad necesaria de artículos en todo momento. Esto hace que, además, tu emprendimiento esté listo para un crecimiento ilimitado. Suponiendo que administras una tienda con un stock propio, sería muy difícil manejar envíos grandes en un plazo de tiempo reducido. Operando con dropshipping, no tendrás que preocuparte por estos inconvenientes y tu tienda estará lista para manejar cualquier tipo de compra. Esto significa que tu emprendimiento podría crecer ilimitadamente sin obstáculos, lo que ciertamente hace que el dropshipping sea una inversión muy interesante.

Por último, este modelo tiene pocos gastos fijos y cuenta con la facilidad de poder operar desde cualquier lugar. Siempre y cuando tengas conexión a Internet y puedas comunicarte con tus clientes y proveedores, serás capaz de operar tu tienda online sin inconvenientes.

El dropshipping es un modelo de negocios que se ha popularizado en los últimos tiempos y, según las predicciones de los especialistas, se espera que mantenga su crecimiento durante el 2020. Comparado con una tienda tradicional, los bajos costos de inversión y la capacidad de concentrarte en las ventas y no en el inventario hacen de este tipo de tienda online una buena manera de comenzar un negocio exitoso. Las oportunidades de crecimiento hacen que solo tengas que preocuparte por la difusión de la tienda y crear nuevas maneras de destacarte. Si estás interesado en nuevos desafíos, el dropshipping es ideal.

 

Te puede interesar: Urge innovar en las plataformas de streaming

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.