Científicos trabajan en aparato para obtener radiografía del Popocatépetl

Don Goyo es el volcán que representa la mayor amenaza para millones de personas, pues una erupción afectaría a los habitantes de Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Morelos y Tlaxcala.



Científicos del Instituto de Física (IF) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se encuentran desarrollando un detector de muones con el objetivo de crear una radiografía del Popocatépetl, para determinar las dimensiones de la chimenea volcánica y poder monitorear con mejores condiciones el volcán.

Arturo Menchaca Rocha, investigador y exdirector del IF, indicó que el sistema funcionará por medio de rayos cósmicos que llegan a nuestro planeta desde el universo y están compuestos de 90 por ciento de núcleos de hidrógeno, ese tipo de radiación podrá crear una “radiografía” del volcán.

El Popocatépetl o también conocido como Don Goyo es el volcán que representa la mayor amenaza para millones de personas, pues una erupción afectaría a los habitantes de Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Morelos y Tlaxcala, por ello es vital que se monitoree constantemente su comportamiento.

Los expertos se dedican a medir diversos aspectos de los volcanes; sin embargo, la chimenea volcánica es difícil de determinar, pues es un “conducto por donde asciende el magma y el ‘humo’ hasta llegar al cráter, y que en muchos volcanes consiste en un complejo sistema de fisuras”, comentó Menchaca Rocha.

Jaime Urrutia Fucugauchi, encargado del proyecto, comentó que con los rayos se podrán obtener datos de la dimensión y la estructura de la chimenea, también se podrá monitorear el domo y conocer si hay algún cambio en el sistema de conductos magmáticos. Los rayos cósmicos permiten tener una resolución de 20 metros.



“El detector diseñado en la UNAM tiene tres planos con una superficie de 10 metros cuadrados cada uno; se conforman de 30 tubos rectangulares llenos de un líquido centellador”, comentó la UNAM y recalcó que cuando un muon atraviesa los tubos, se genera una luz que es detectada por sensores que envían señales a una computadora que construye una imagen de Don Goyo.

Los tubos están hechos de aluminio, lo que los hace más prácticos, más baratos y fáciles de conseguir, el prototipo estaría colocado en la estación Tlamacas que se ubica a cuatro mil metros de altura sobre el nivel del mar y es la más cercana al cráter del volcán.

Finalmente, los expertos comentaron que se está construyendo un detector de rayos cósmicos similar al interior del Templo de Kukulkán, en la zona arqueológica de Chichén Itzá, Yucatán, con el fin de explorar el “corazón” de la construcción de la pirámide.

 

Te puede interesar: La mayoría de los trabajadores sufren de precariedad laboral: Acción Ciudadana Frente a la Pobreza

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.