Universidades privadas piden reducir ISR

La organización Alianza por la Educación (Alpes) advirtió que 40% de sus afiliados como instituciones particulares de educación superior están en riesgo de cerrar debido a la deserción de estudiantes por falta de recursos a causa de la pandemia de COVID-19.


Deserción escolar


Como consecuencia de la crisis económica generada por el COVId-19, la Alianza por la Educación Superior (Alpes) solicita a la Cámara de Diputados y del Senado que en la nueva Ley General para la Educación Superior fiscalmente se les quite el Impuesto Sobre la Renta (ISR) como una forma de ayudarlos, ya que 40% de los plantes particulares, donde se atienden a 470 mil estudiantes, están en riesgo de cerrar sus puertas y como consecuencia los jóvenes que no pudieron obtener un lugar en la universidad pública no podrán cursar la licenciatura.

La presidenta de Alpes, María Luisa Flores Del Valle, señaló que las universidades particulares coadyuvan con la obligación del Estado mexicano de dar educación, sin embargo, si estas cierran por la crisis el Estado se va a quedar con una gran carga social.

“Es un buen momento para que el Estado nos ayude a solventar esta crisis, nos permita fortalecernos para la nueva normalidad y podamos cumplir cabalmente con nuestro compromiso de ayudar a que los jóvenes desatendidos por la universidad pública puedan tener una educación de calidad”, expresó Flores del Valle a través de una conferencia virtual.

Por lo que llamó al Gobierno federal a nombre de las 3 mil 797 escuelas afiliadas a esta organización y los más de 70 mil empleos directos, a que se reduzca el pago obligado del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para evitar despidos e incluso para mantener las opciones educativas actuales.

Convocó también al Senado y a la Cámara de Diputados a que la iniciativa de Ley de Educación Superior que se discutirá en este periodo de sesiones se adecue a las necesidades reales del país, les otorgue piso parejo y evite dejarlos en desventaja frente a instituciones internacionales.

“En el Título III de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, establecido desde 1924, no pagaban ISR e IVA a cambio de ofrecer becas al 5% de sus alumnos. Pero desde 2014 fueron trasladados al Título II donde no pueden cobrar IVA a en las colegiaturas, pero de los ingresos ahora deben pagar ISR y reparto de utilidades, además de otros requisitos por cumplir, como si fueran una empresa comercial. Mientras ningún comercio dona 5% de sus utilidades, nosotros seguimos dando las becas”, expresó Vicky Ríos, asesora fiscal de Alpes.

Quienes integran la Alpes son 142 instituciones particulares que atienden la formación profesional de 470 mil estudiantes en 680 campus; es decir 18% de las 3 mil 797 instituciones particulares de educación superior, según el Censo de la SEP, a sus aulas acude el 25% de 1 millón 890 mil jóvenes que cursan estudios profesionales en este sector, con una oferta educativa de 280 carreras profesionales, 75 especialidades, 137 maestrías y 31 doctorados.

“En caso de no recibir apoyo, el Estado estaría enfrentando un problema mayor en el plano educativo, ya que muchas instituciones particulares de educación van a cerrar y sus alumnos son aspirantes que no lograron obtener un lugar en las instituciones públicas”, advirtió María Luisa Flores.

 

Te puede interesar: 20% de la matrícula de UNAM, en riesgo de abandonar sus estudios

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.