Universidades públicas del país enfrentan crisis financiera

Solamente dos universidades han resuelto su problema estructural, informó la Secretaría de Educación Pública (SEP) a través de un comunicado



En México, 11 universidades públicas enfrentan una situación financiera crítica, el número podría duplicarse en los próximos años ante la insuficiencia presupuestaria prevista para 2021. La falta de recursos para las universidades se convertirá en un problema de carácter laboral en el momento que no se cubran los salarios de los trabajadores.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) atribuyó que la crisis generada en las universidades se debe a gastos excesivos de directivos y plantillas de personal y prestaciones no reconocidas en los convenios de Apoyo Financiero signado con la federación, y que desde 2018 está atendiendo esta situación.

A la fecha, solamente la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) y la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) ya resolvieron su problema estructural, las cuales establecieron una serie de acciones para enfrentar la situación, entre ellas programas de austeridad y ahorro. Con lo que dieron certeza económica a sus comunidades a través de un esfuerzo impulsado por sus rectores, dijo la SEP a través de un comunicado.

“Desde diciembre del 2018, al inicio de la actual administración, había nueve universidades públicas en situación financiera crítica, el gobierno federal las apoyó con el 100 por ciento del recurso requerido y en el 2019 la ayuda de la federación fue del 50 por ciento, mientras que los gobiernos estatales brindaron el otro 50 por ciento a las universidades, haciéndose corresponsables del saneamiento financiero de sus instituciones”, señaló la dependencia.

En 2020, se informó que no habría recursos adicionales, por lo tanto las universidades deberían realizar cambios e implementar las medidas preventivas y correctivas que consideraran necesarias y que les permitiera concluir el año, cumpliendo con todos sus compromisos de nómina y contractuales para transitar al siguiente año fiscal.

Se aplicaron reformas pensionarias con un nuevo Reglamento de Pensiones y Jubilaciones que se incorpora a los Contratos Colectivos de Trabajo. Además, se han gestionado acuerdos como diversas instancias con las que las universidades presentan adeudos Fiscales o de Seguridad Social, como el IMSS, ISSSTE, INFONAVIT y SAT, entre otros.

Aun así, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) realizó un esfuerzo extraordinario y apoyo a seis instituciones, en las que los gobiernos estatales aportaron el 50 por ciento de los recursos. Las siguientes universidades han realizado acciones encaminadas a lograr su saneamiento financiero: Universidad Autónoma de Coahuila (UADEC), Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) y Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

Las universidades a las que su gobierno no aportó el 50 por ciento, ni atendieron las acciones de saneamiento financiero, no fue posible entregarles recursos desde la federación, ya que no se trata de un rescate, sino de un apoyo para su reestructuración financiera de manera permanente.

En el país, hay 34 universidades estatales públicas que atienden a 1.2 millones de universitarios y forman parte del sistema público de educación superior junto con la UNAM, IPN y la UAM. De ellas, de acuerdo con algunos documentos, 11 se encuentran en “situación financiera crítica”, es decir, la tercera parte de estas instituciones educativas en el país

 

Te puede interesar: Estudiantes de media superior no aprenden con clases a distancia

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.