El enamoramiento aumenta resistencias contra COVID-19

“Si estamos enamorados y nos enfermáramos de COVID-19, por ejemplo, es mucho más probable que podamos resistir al virus”, comentó Ignacio Camacho, académico de la UNAM.


El amor aumenta tus resistencias


De acuerdo con Ignacio Camacho Arroyo, académico de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), durante el enamoramiento, las defensas del ser humano aumentan y defienden al cuerpo de cualquier microorganismo y “si nos enfermamos de COVID-19, es muy probable que podamos resistir al virus”.

“En esta etapa vamos a tener más defensas contra cualquier microorganismo. Si estamos enamorados y nos enfermáramos de COVID-19, por ejemplo, es mucho más probable que podamos resistir al virus”, comentó Ignacio Camacho, durante la videoconferencia “Los ingredientes bioquímicos del amor” y destacó que, en términos biológicos, el amor es un fenómeno integral que participa en todo el organismo.

El académico explicó que existen dos tipos de amor, el de pareja y el filial o maternal, y aunque son diferentes, ambos son fundamentales para la supervivencia de las especies. “En los mamíferos, particularmente los homínidos, el amor de pareja en muchos casos llevará a la procreación; en cambio, el amor filial es importante para el cuidado de las crías en etapas muy tempranas del desarrollo”, destacó Camacho Arroyo.

Puedes leer: Diversión en línea para promover el uso correcto de cubrebocas

Ignacio Camacho explicó que el amor tiene tres etapas, primero el enamoramiento, después el amor pasional o la consolidación y el amor de compañía. “Cuando se está en la etapa inicial del enamoramiento, la percepción de la realidad es un poco diferente de lo que ocurre, pero esta activación o desactivación de las zonas del cerebro no dura toda la vida”, subrayó el académico.

Además, Camacho Arroyo indicó que al inicio del enamoramiento el hombre y la mujer experimentan diversos cambios a nivel hormonal; por ejemplo, en las mujeres aumentan los niveles de testosterona y en el hombre se reducen. En el enamoramiento, las personas tienen incertidumbre y estrés moderado. “Estos cambios en los niveles hormonales, al igual que los que ocurren en el cerebro, son temporales y varían de pareja a pareja, dependiendo de cómo se den los primeros meses de relación”, comentó el especialista.

Finalmente, Camacho Arroyo destacó que en el enamoramiento participan neurotransmisores como mensajeros químicos tal cual lo es la dopamina y la serotonina; péptidos como la oxitocina y vasopresina que se producen en el cerebro y se liberan de la glándula hipófisis, entre otros.

 

Te puede interesar: UNAM, crea Plan de Emergencia para ayudar alumnos

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.