Obesidad infantil aumenta por confinamiento

“La obesidad infantil es un problema grave de salud pública que se agrava con el confinamiento”, comentó Georgina Cárdenas López, académica de la Facultad de Psicología de la UNAM.


Obesidad infantil en el confinamiento


De acuerdo con Georgina Cárdenas López, profesora y académica de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el cambio de hábitos y la falta de actividades físicas y sociales que ha ocurrido con el confinamiento pueden afectar a los niños y jóvenes, provocando un aumento en la obesidad infantil.

“Tenemos que evitar una exacerbación inminente de obesidad infantil que va a haber durante y después de esta pandemia, debido a los cierres de centros educativos”, comentó Cárdenas López y destacó que la falta de actividades extraescolares, juegos físicos e interacción social pueden causar un aumento en la obesidad infantil, problema que desde hace años afecta a México y que debe tratarse con urgencia.

Cárdenas López comentó que datos de 2017 arrojan que 33.2 por ciento de los niños entre 5 y 11 años en México, padece de obesidad infantil. De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la obesidad infantil en México inicia en una etapa temprana, entre los cero y cinco años, y esa situación ubica al país entre los primeros lugares de obesidad infantil en el mundo.

La profesora indicó que entre los factores que estimulan el aumento de la obesidad infantil está el incremento del sedentarismo, ya que los niños y jóvenes pasan más tiempo frente a la pantalla de su celular, computadora, televisión o computadora, así como la falta de sueño.

“No sólo hay que ofrecer a los niños alimentos equilibrados en casa, sino fomentar el ejercicio”, aseguró Georgina Cárdenas y subrayó que por medio de actividades remotas que involucren a padres y maestros se puede trabajar en ciertos elementos conductuales que los niños deben seguir para disminuir ansiedad y depresión. La obesidad infantil genera en los niños y jóvenes baja autoestima, estrés, ansiedad y acoso escolar.

1, 2, 3 por mí, contra la obesidad infantil

1, 2, 3 por mí es la iniciativa que la profesora Georgina Cárdenas López y un grupo de colegas de la Facultad de Psicología, apoyados por la Fundación Gonzalo Río Arronte, desarrollaron para hacer atractiva y divertida información alimenticia para niños y jóvenes. La iniciativa es una plataforma digital y gratuita.

“Buscamos la manera de hacer atractiva la información sobre una alimentación adecuada, de modo interactivo y divertido, para que adquieran buenos hábitos alimenticios”, detalló la profesora de la Facultad de Psicología de la UNAM y explicó que la iniciativa también busca que los niños y jóvenes lidien con las secuelas psicológicas que acompañan a la obesidad infantil.

En la página www.ciberpsicontigo.unam.mx/123pormi habrá videojuegos educativos y los niños podrán divertirse, concursar e interactuar de manera segura, mientras aprenden sobre el plato del buen comer, las porciones y su importancia, y de qué manera tener actividad física. La página también tiene instrucciones para los padres de familia, para que ellos sepan de qué manera acompañar a los menores en el aprendizaje.

 

Te puede interesar: Por la pandemia mueren 192 menores: REDIM

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.