Hígado graso afecta cada vez más a adultos y niños

El hígado graso cada vez es más común en adultos y niños; sin embargo, esa condición se puede evitar con una alimentación adecuada y ejercicio.



En el mes de la concientización acerca del hígado graso, un estudio realizado por la farmacéutica Medix indicó que en México, 49.6 por ciento de la población padece hígado graso no alcohólico, condición que puede causar un trasplante o cáncer. Por los altos índices de obesidad infantil, los menores podrían desarrollar la enfermedad.

El estudio “Prevalencia de la enfermedad de hígado graso asociado al metabolismo en México y desarrollo de una herramienta de detección: Sistema de puntuación MAFLD-S” se aplicó a tres mil 357 personas mayores de 47 años de Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Nuevo León y Puebla.

Graciela Castro Narro, vicepresidenta de la Asociación Latinoamericana para el Estudio del Hígado, comentó que el hígado graso no alcohólico se da cuando hay una acumulación de más de 5 por ciento de grasa en el órgano hepático, la que aumenta con el paso del tiempo si no se atiende oportunamente y está asociada con enfermedades metabólicas.

Por otro lado, Aldo Torre Delgadillo, hepatólogo, gastroenterólogo e investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, indicó que la mitad de los adultos tienen hígado graso y de no atenderse provocará obesidad, diabetes y colesterol alto. En 10 años será la primera causa de cirrosis hepática.

Puedes leer: Calidad de sueño fue afectada por la pandemia de COVID-19

“El impacto para los sistemas de salud público y privado, así como para los pacientes es enorme, ya que si llegan a cirrosis la única alternativa es un trasplante de hígado”, destacó el especialista y subrayó que es urgente atender la problemática y también observar a los niños, debido a los altos índices de obesidad infantil.

Graciela Castro afirmó que el hígado graso cada vez es más común en adultos y niños; sin embargo, esa condición se puede evitar con una alimentación adecuada y ejercicio. La primera etapa de la enfermedad puede durar hasta 15 años, hasta que se empiezan a desarrollar otras complicaciones como inflamación.

“Hay que cuidar nuestro hígado y ver si tenemos algún problema metabólico como sobrepeso, diabetes, hipertensión; checar nuestros niveles de glucosa, colesterol, también recordar que no sólo los pacientes con obesidad tienen hígado graso”, finalizó Castro Narro.

Finalmente, Castro Narró llamó a la población a cuidar el hígado y si se detectan problemas metabólicos como sobrepeso, diabetes o hipertensión, se debe revisar niveles de glucosa; mientras que se deben evitar “remedios caseros” para limpiar el hígado, pues no ayudan en nada.


Te puede interesar: “Ver para crecer” donó 44,211 lentes a niños mexicanos de escasos recursos

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.