Hepatitis infantil aguda de origen desconocido cobra primera víctima mortal

La Organización Mundial de la Salud tiene registrados 169 casos de hepatitis infantil aguda de origen desconocido entre niños y jóvenes cuya edad oscila entre un mes y 16 años de edad y aún se desconocen sus causas.



El brote de hepatitis infantil aguda de origen desconocido que ha afectado a niños en Europa y Estados Unidos cobró su primera víctima, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS) sin precisar el país donde sucedió el deceso.

La agencia sanitaria de la ONU tiene registrados 169 casos entre niños y jóvenes cuya edad oscila entre un mes y 16 años de edad. De los 17 menores que enfermaron, que suman aproximadamente el 10 por ciento, han necesitado un trasplante de hígado tras contraer esta nueva enfermedad.

Donde más casos se han presentado es Reino Unido con 114, seguido por España con 13, Israel con 12, Estados Unidos con nueve, Dinamarca con seis, Irlanda con cinco, Países Bajos con cuatro al igual que Italia seguidos finalmente por, Noruega y Francia con dos casos cada uno y finalmente Rumania y Bélgica donde se ha registrado un caso, respectivamente.

La OMS señaló que estos casos de hepatitis podrían estar relacionados con un virus comúnmente asociado a los resfriados, el adenovirus. Se ha detectado adenovirus en al menos 74 casos, y del número de casos con información sobre pruebas moleculares, 18 se han identificado como F tipo 41. El SARS-CoV-2 se identificó en 20 casos de los que fueron sometidos a pruebas. Además, en 19 se detectó una coinfección de SARS-CoV-2 y adenovirus.

El organismo explicó que entre los casos identificados el síndrome clínico es la hepatitis aguda (inflamación del hígado) con enzimas hepáticas marcadamente elevadas. Muchos casos tienen síntomas gastrointestinales, como dolor abdominal, diarrea y vómitos, que precedieron a la presentación de la hepatitis aguda grave, y de niveles elevados de enzimas hepáticas (aspartato transaminasa (AST) o alanina aminotransaminasa (ALT) superiores a 500 UI/L) e ictericia.

La mayoría de los casos no presentaban fiebre. Los virus comunes que causan la hepatitis viral aguda (virus de la hepatitis A, B, C, D y E) no se han detectado en ninguno de estos casos. Según la información disponible actualmente, no se han identificado como factores los viajes internacionales o los vínculos con otros países.

La OMS aseguró que aún no está claro si se ha producido un aumento de los casos de hepatitis o se ha incrementado la concienciación sobre esta enfermedad que se produce al ritmo esperado pero que no se detecta.

"Es necesario investigar más a fondo factores como el aumento de la susceptibilidad entre los niños pequeños tras un menor nivel de circulación de adenovirus durante la pandemia de COVID-19, la posible aparición de un nuevo adenovirus, así como la coinfección de SARS-CoV-2”, resaltó el organismo internacional.

Las hipótesis relacionadas con los efectos secundarios de las vacunas contra el COVID-19 no están actualmente respaldadas, ya que la gran mayoría de los niños afectados no recibieron la vacuna contra la COVID-19, por lo que es necesario excluir otras explicaciones infecciosas y no infecciosas para evaluar y gestionar plenamente el riesgo, destacó la OMS.


Te puede interesar: IMSS-Bienestar aún tiene carencias que ponen en riesgo su viabilidad 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.