Trabajadores de limpieza están expuestos por basura COVID-19

Clasificar, separar, rociar desinfectante y escribir la leyenda “basura COVID-19” a las bolsas de desechos de personas infectadas ayudará a proteger la salud de los trabajadores de limpieza.



Uno de los sectores más vulnerables a infectarse por COVID-19 es el de las personas que se dedican a la recolección de basura, por su trabajo ellos están expuestos a contagiarse de este y otros virus en gran medida porque mucha gente no se toma la molestia de separar los desechos ni mucho menos marcar aquellos que estuvieron en contacto con enfermos de este mortal virus.

No clasificar el tipo de basura, no desinfectarla, ni alertar que se trata de desechos de personas infectadas con COVID-19 es el inicio de una peligrosa cadena de potenciales contagios entre la población, pues ponen en peligro, en primer lugar, a quienes limpian y barren las calles y recogen la basura en sus carritos o en los camiones, ya que literalmente hacen su trabajo a ciegas al desconocer si los desechos que están recogiendo fueron utilizados por algún enfermo; además, es evidente que carecen de equipo que les permita protegerse adecuadamente.

Sólo por mencionar uno de los datos más reciente que ha sido reconocido por las autoridades, la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) de la Ciudad de México informó que al 27 de octubre de 2020 había 41 trabajadores contagiados y que otros 24 más habían fallecidos por COVID-19, esto sin contar los casos del resto del país y los que se han sumado hasta la fecha.

Como medidas sanitarias para evitar que la basura sea un foco de infección, autoridades de salud en todo el mundo han ofrecido recomendaciones para clasificar y tirar adecuadamente la basura y así evitar que sea una vía de contagios.

Sencillas recomendaciones

La primera indicación es preparar una solución casera anti-COVID-19 para desinfectar objetos. Esta mezcla servirá para para rociar por dentro y por fuera las bolsas que contengan la basura que haya tenido contacto con alguna persona infectada de coronavirus, a fin de evitar que sean un foco de infección de manera particular para los trabajadores de limpia, quienes deben manipular estos residuos.

 

Es importante señalar que este material es inflamable, por lo que debe mantenerse alejado de flamas y calor.

Por otra parte, hay que separar adecuadamente la basura en bolsas de plástico en tres categorías y rociar tanto el interior como el exterior de las mismas con la solución anti-COVID-19. Es necesario hacer esta maniobra con guantes, cubreboca y lentes o careta.

Las categorías de separación de residuos son las siguientes:

Al terminar de tirar todos los desechos, debe cerrarse la bolsa y escribir con marcador indeleble una leyenda que indique qué contiene cada bolsa: “Residuos COVID-19” (para residuos inorgánicos); “residuos sanitarios COVID-19” (para residuos sanitarios) y “residuos orgánicos COVID-19” (para residuos orgánicos).

Por último, es recomendable que se junten todas las bolsas en una más grande que también tenga escrito que se trata de “basura COVID-19”.

Estos residuos deben separarse del resto de la basura que se genera en casa y deben colocarse en un sitio alejado y ventilado hasta que sea recolectado.

Seguir estas recomendaciones ayudará a evitar que los empleados de limpieza y los recolectores de basura contraigan COVID-19. Como beneficiarios del servicio que estas personas ofrecen, los ciudadanos debemos actuar con responsabilidad y hacer conciencia del riesgo que implica esta labor para la vida de quienes nos ayudan a mantener sin basura nuestras casas.

 

Te puede interesar: Personal de limpieza, en riesgo y con bajos salarios

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.