Cumple 97 años el edificio de la SEP

El recinto de la Secretaría de Educación Pública fue inaugurado el 9 de julio de 1922, a petición del entonces secretario, José Vasconcelos Calderón.


SEP José Vasconcelos


Desde que José Vasconcelos asumió la secretaría de Educación Pública, la dependencia se caracterizó por su acelerado crecimiento e intensidad, mediante la organización de cursos, la apertura de escuelas, la edición de libros y la construcción de bibliotecas, lo que fortaleció un proyecto educativo nacionalista.

Para la historiadora Ivonne Ramírez, docente investigadora del Instituto de Educación Media Superior, Vasconcelos fue el primer secretario de educación en emprender un trabajo real en materia de alfabetización en el México del siglo XX, incluso fue conocido como el Apóstol de la Educación.

José Vasconcelos impulsó como secretario de Educación Pública la creación de escuelas rurales, la edición de libros y la promoción del arte.

Te podría interesar: ¿Memoria histórica? ¿para qué?

El 9 de julio de 1922, prácticamente un año después de la creación de la SEP, se inauguró el edificio donde actualmente se encuentra instalada la secretaría. Su construcción tuvo el apoyo del entonces presidente de la República Álvaro Obregón, y por instrucciones de José Vasconcelos, se inicio el 15 de junio de 1921.

Ivonne Ramírez menciona que el edificio de la SEP es fruto del compromiso que tenía José Vasconcelos con la educación y la institucionalidad. Vasconcelos era fiel creyente de que las instituciones son punto medular para cambiar el país y que la cultura es lo más importante para el despertar de la sociedad.

Cuando le entregaron el inmueble, Vasconcelos consideró que hacía falta incorporarle elementos de la cultura nacional, e invitó al muralista Diego Rivera a decorarlo en 1923. Cinco años después, Rivera plasmó en sus murales en ese inmueble, ideas de toda una época, vida y costumbres del pueblo mexicano; su historia mediante imágenes de mujeres y hombres ilustres. Sus pinturas aún se pueden observar en el recinto.

Para la historiadora, el recinto ubicado en la calle de Argentina, en el Centro de la Ciudad de México, es un claro ejemplo de la política y la vida posrevolucionaria. En los murales de Rivera, con una clara tendencia ideológica, se identifica la afinidad de muchos dirigentes y artistas de la época hacia el socialismo, representado por la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

En el recinto de la SEP se puede admirar la pintura Epopeya del pueblo mexicano, uno de los murales más famosos de Rivera. En este mural se puede observar, en su lado derecho, el México precolombino y su principal deidad, Quetzalcóatl; al centro, la época de la conquista, y a la izquierda, la evolución de un futuro México imaginario, desarrollado a partir de la ideología marxista.

 

Te podría interesar: Díaz, en el exilio a 104 años de su muerte 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.