Grandes firmas plagian artesanías mexicanas

Te presentamos algunos casos en los que las artesanías mexicanas han sido plagiadas por la industria de la moda.


Artesanías mexicanas plagio


No es novedad que en diversas ocasiones diseñadores reconocidos a nivel mundial hayan utilizado ciertas culturas para inspirarse y crear colecciones de ropa llenas de color, tejidos y patrones que nacen de las artesanías que los pueblos elaboran. Sin embargo, cuando esto sucede y los diseños se producen de manera industrial pierden su valor y el significado que los pobladores dan a los símbolos, colores y bordados que conforman estos diseños.

La gran mayoría de los artesanos, al elaborar estos tejidos y bordados, no los registran como creaciones propias, lo que propicia que figuras reconocidas de la moda registren estos como si fueran suyos, y le quita reconocimiento y valoración al pueblo, la cultura y al artesano que es el autor original de estos diseños.

Artesanos, principales víctimas

Las artesanías mexicanas se encuentran entre las más copiadas en la industria de la moda, pues los tejidos y bordados de diversas partes del país son únicos; llenos de colores y de de vida.

En México, la Ley Federal del Derecho de Autor indica que respetarse las obras que sean consideradas como arte popular o artesanal, además establece que se debe dar crédito con una mención clara y directa a la comunidad indígena de la que proceden las obras.

Aquí te presentamos algunos casos en los que las artesanías mexicanas han sido utilizadas por la industria de la moda:

1.- Carolina Herrera y su colección con inspiración mexicana. Resort 2020 es la última colección de la prestigiosa diseñadora venezolana Carolina Herrera y en aquella fueron utilizados diversos tejidos, como el bordado Tenango, que son totalmente de autoría mexicana.

Wes Gordon, director creativo de la marca, afirmó que la colección “es un homenaje a la cultura mexicana, pues reconoce el maravilloso y diverso trabajo artesanal”, luego de recibir numerosas críticas acerca de haber utilizado estos diseños indígenas.

2.- Nike, autor intelectual del arte huichol. Nike lanzó toda una colección de tenis inspirada en los diseños artesanales mexicanos, principalmente en el arte huichol.

Y aunque el gerente de Nike en México afirmó que “los indígenas mexicanos son una gran fuente de inspiración porque entienden la naturaleza como una prioridad en la vida” los artesanos mexicanos, autores originales, no pueden utilizar estos diseños, pues ahora son propiedad intelectual de Nike.

3.- The Pottery Barn y sus cojines con diseños otomíes. Esta marca estadounidense, que es considerada como una de las más lujosas en accesorios para casa, lanzó en 2016 una colección en la que varios cojines tenían bordados y tejidos de diseño otomíe o tenango.

La molestia de la sociedad mexicana surgió cuando las personas se percataron que en los cojines con diseño mexicano aparecía una etiqueta de elaboración que decía “Hecho en China”. Muchas personas alegaron que se retirará este artículo del mercado, pue era un “robo al legado cultural” de los pueblos indígenas.

4.- Michael Kors vende “jergas” mexicanas en miles de dólares. En 2018, el diseñador Michael Kors causó gran molestia en redes sociales, pues en la Semana de la Moda en Nueva York presentó un ejemplar idéntico al popular suéter llamado “jerga” mexicana y que vendería en miles de dólares.

En México, esta prenda se vende en tianguis, mercados y puestos ambulantes a un costo muy accesible, por lo que este hecho causo indignación y molestia entre los ciudadanos.

Sin embargo, estas no son las únicas marcas que han utilizado diseños mexicanos para su beneficio, ya que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) afirmó, mediante un análisis que se entregó al gobierno mexicano, que entre 2012 y 2019 por lo menos 23 marcas nacionales e internacionales se han apropiado de diseños indígenas de Oaxaca, Hidalgo y Chiapas en su mayoría.

Hasta el momento se han registrado 39 casos de plagio, donde ya se toma en cuenta la reciente colección de Carolina Herrera, Resort 2020. “La marca Zara, es la campeona, pues hasta el momento ha plagiado cuatro veces en diferentes prendas el bordado de las flores de Aguacatenango”, aseguró Kathia Loyzaga Dávila, directora de comunicación de la organización Impacto, que trabaja con mujeres artesanas para brindarles un oficio en el corte y confección de vestimenta.

Mexicanos sin raíces

José Alberto Moreno Chávez, director general de la organización Conecta Cultura  y doctor en Historia por el Colegio de México, afirmó que las culturas indígenas no son apreciadas en México, pues la mayor parte de los mexicanos “percibe a los indígenas como comunidades aisladas, atrasadas y en cierto grado como un símbolo de vergüenza”.

Moreno Chávez indicó que en las comunidades indígenas estas vestimentas siempre tienen un significado, ya sea por sus símbolos, colores o bordados, mientras que nosotros, “que somos mexicanos que no vivimos en comunidad, nos es sencillo despreciar este tipo de vestimenta, pues la vemos inferior”.

El director general de Conecta Cultura, afirmó que el que otras marcas reconocidas vendan estos diseños representa cierto status para los mexicanos, por lo que quienes tienen acceso a adquirir estos diseños lo hacen para poder gozar de cierta posición social.

“Cuando las grandes marcas popularizan los diseños indígenas se vuelve un problema, pues la producción industrial genera copias de los diseños originales y se pierde el significado cultural, que los autores originales plasmaron en sus obras”, finalizó José Alberto.

 

Leer: La literatura es la voz de nuestra historia

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.