Aborto de adolescentes debe discutirse en parlamento abierto

En México, tenemos que aprender a discutir los problemas sociales con base en evidencia científica, con soluciones reales, a través de una discusión seria y plural.



Si no es normal que una niña de 13 años esté embarazada, menos lo es que el Estado le provea los métodos para abortar, lo que no sólo no es una solución a la situación a la que se enfrenta la menor, sino que además atenta contra su dignidad, libertad y salud; además de poner en riesgo su vida.

A pesar de ello las senadoras de Morena buscan hacer cambios a diversas leyes y ordenamientos para que niñas desde los 13 años puedan abortar, sin que se contemple siquiera hacerlo del conocimiento de sus padres, asimismo buscan impulsar otras iniciativas encaminadas a hipersexualizar a los niños, niñas y adolescentes dejando también de lado el derecho de los padres de orientar y educar a sus hijos.

De acuerdo con la agenda legislativa, se tiene previsto que el miércoles 7 de octubre en sesión de las comisiones de Igualdad y Género, de Salud y de Estudios Legislativos se presente una propuesta promovida por legisladoras de Morena para modificación diversas leyes y ordenamientos en torno al aborto de niñas de 13 años, así como a la educación sexual de los menores.

A este respecto, Laura Hernández Cruz, directora de Asuntos Públicos de Red Familia, comentó a Yo Influyo que este lunes en sesión virtual senadores de diversas comisiones la legisladora Martha Lucía Micher Camarena, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género de la Cámara Alta, propuso que la discusión de los dictámenes no se llevara a cabo como se tenía previsto, y en su lugar consideró que debería hacerse en parlamento abierto la próxima semana a fin de dar oportunidad a que las diversas voces de la sociedad sean escuchadas.

Para Hernández Cruz la revaloración de la senadora Micher Camarena es una respuesta positiva al rechazo expresado desde la sociedad civil sobre la modificación que algunos legisladores pretenden hacer, por lo que señaló que la propuesta de convocar a discutir estas propuestas en un parlamento abierto serio e incluyente realmente se lleve a cabo.

Los mexicanos esperamos que el Senado sea un órgano de representación donde se haga valer la voz de todos, y “esperamos que la legisladora cumpla su palabra”, destacó. “Nosotros estamos listos para defender a los niños, niñas y adolescentes”, advirtió.

Agenda ideológica

La directora de Asuntos Públicos de Red Familia indicó que el aborto así como la hipersexualización de los niños, niñas y adolescentes no son temas prioritarios en la agenda de las familias ni las mujeres mexicanas, lo que más bien obedecen a responder a ciertas olas mundiales que algunos legisladores desean aprovechar para imponer una agenda ideológica.

Es un capricho ideológico el querer promover o imponer el aborto y utilizan problemas sociales que son reales para querer implementar una receta que ha demostrado no ser eficaz para contrarrestar situaciones como los embarazos de adolescentes y la mortalidad materna, destacó.

Hernández Cruz indicó que uno de los argumentos que utilizan las senadoras es que con estas reformas se va mitigar el problema del embarazo adolescente, lo cual no hemos visto que funcione ya que tiempo atrás ha habido acciones por parte de las autoridades en las que se han repartido condones o anticonceptivos a los adolescentes y con ello no se ha visto descender el problema del embarazo adolescente.

Lo que sí se ha visto, dijo, son casos como en el estado de Chihuahua en donde se implementó una estrategia en la que participan padres de familia, la escuela y el sector salud en un programa de educación integral para jóvenes y adolescentes gracias a lo cual sí se ha registrado una baja en la tasa de embarazos.

Si ya se ha explorado de alguna forma una política pública enfocada a repartir anticonceptivos sin dar una educación integral y la cual no ofreció una disminución de los embarazos adolescentes, “no entendemos por qué quieren imponer estas iniciativas”, indicó.

Por otra parte, en lo que se refiere a la mortalidad materna señaló que existen estudios médicos serios en los que se señala que las principales causas tienen que ver con temas de hemorragias, emergencias obstétricas, acceso a los servicios de salud e inclusive de agua potable y alfabetización de las mujeres, lo que no tiene nada que ver con la legalización del aborto, tan sólo en la Ciudad de México, donde el aborto es legal, es una de las entidades federativas con una mayor tasa de mortalidad materna, observó.

Hernández Cruz aseguró que “algunas de las consideraciones establecidas en el predictamen resultan ser cuestionables, como ejemplo aquellas que argumentan una correlación entre el acceso al servicio de aborto como inversamente proporcional a los índices de mortalidad materna. Según investigaciones científicas recientemente publicadas, no ha sido comprobada dicha correlación”.

Abundó que el informe publicado por investigadores de la UNAM, Duke University, University of UTAH, The University of North Carolina y el Melissa Institute en 2015, se registran como principales causas de mortalidad materna la hipertensión gestacional, eclampsia, hemorragia del parto, enfermedades concomitantes y otras causas obstétricas variadas (93 por ciento), el aborto inducido a lo largo de 10 años representó tan sólo el 2.9 por ciento.

Resaltó que es preocupante que las senadoras estén proponiendo soluciones “sin evidencia científica”, lo que deja entrever que lo hicieron o por una falta de información o con todo el dolo del mundo aprovechándose de circunstancias lamentables en este país para querer imponer una agenda ideológica.

“En México lo que tenemos que aprender es a discutir los problemas sociales con base en evidencia científica, con soluciones reales, a través de una discusión seria y plural”, recalcó.


Te puede interesar: Cae tasa de natalidad en el país

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.