Desconectado por orden judicial, muere Lambert

El Tribunal Superior de Francia ordenó el 28 de junio que se interrumpiera el tratamiento médico a Vincent Lambert y el 11 de julio, a las 08:24 de la mañana, murió en el Hospital de Reims.


Muerte de Vincent Lambert


Después de luchar durante 10 años, Vincent Lambert ha muerto, porque el Tribunal Superior de Francia ordenó a sus médicos desconectarlo de los aparatos que le proporcionaban alimento e hidratación.

Lambert sufrió un accidente automovilístico en 2008, cuando tenía 32 años y vivía una vida común; tenía esposa, estaba por convertirse en padre de un niño y era enfermero; sin embargo, luego del accidente, la vida como la conocía acabó: quedo tetrapléjico y en estado vegetativo.

Aunque Vincent estaba tetrapléjico y sufría de daño cerebral, podía respirar por sí solo, giraba la cabeza, sentía sueño y podía vocalizar. Además, de acuerdo con sus familiares y algunos doctores, era capaz de percibir y reaccionar ante la presencia de familiares y seres queridos.

Su caso detonó familiarmente y de manera nacional una división de opiniones, ya que se debatía su derecho a vivir. Algunos de sus hermanos y su esposa argumentaban que lo mejor sería que se le desconectara la hidratación y el alimento, que únicamente se le suministraran sedantes, para que al momento de morir no sintiera dolor; mientras que sus padres y uno de sus hermanos luchaban porque se le dieran las condiciones necesarias para prolongar su vida.

El Tribunal Superior de Francia decretó el 28 de junio que a Vincent Lambert se le interrumpiera el tratamiento médico al que estaba sujeto, para dejarlo morir. Días más tarde, el 2 de julio, se inició el proceso y el 11 de julio, a las 08:24 de la mañana, Vincent murió en el Hospital, en Reims.

Pierre Lambert, padre de Vincent, declaró que lo sucedido fue un “asesinato disfrazado”. En el sentido opuesto, François Lambert, sobrino del fallecido, comentó: “estábamos para dejarlo ir… fue un ser humano que estaba sufriendo y sus pocos gestos no significaban mucho”.

Los últimos años de Lambert fueron un infierno. De acuerdo con los abogados de sus padres, su fisioterapia, terapia ocupacional, terapia de habla y estimulación sensorial se suspendieron durante seis años, lo que retrasó su recuperación. Además, se le confinaba en su habitación solo, sin acompañamiento de ningún tipo, pues sus visitas fueron restringidas y sus salidas, prohibidas.

Leer: Retiran hidratación y alimentación a Vincent Lambert

10 años de lucha

El caso de Lambert fue muy polémico, pues no solo familiares y personas de la sociedad francesa emitieron su opinión respecto a que hacer con la vida de Vincent, también organismos a nivel internacional como el Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad estuvieron implicados.

Durante los 10 años que Vincent vivió en condición vegetal, la lucha por mantenerlo vivo fue larga, pues no sólo en una ocasión suspendieron su alimentación. En 2013 ocurrió por primera vez; la alimentación de Vincent fue reducida y sobrevivió con hidratación mínima durante 31 días.

Posteriormente, el pasado 20 de mayo, por órdenes del gobierno francés y atendiendo la voluntad de la esposa y los hermanos de Vincent, que estaban a favor de que se le dejara morir, se desconectaron las maquinas que le proporcionaban a Lambert las condiciones necesarias para vivir.

Sin embargo, esta decisión sólo duró unas horas, pues la noche del mismo día se atendió la solicitud que sus padres hicieron por medio del Comité Internacional de Derechos de las Personas Discapacitadas, para reanudar alimentación e hidratación a Vincent Lambert.

Ante la polémica discusión sobre el caso de Vincent, Emmanuel Macron, presidente de Francia, aseguró que no dependía de el suspender la decisión de no suministrarle alimento a Lambert, sino que la decisión quedaba a “juicio de sus médicos”.

La decisión final de retirar el apoyo a Lambert y dejarlo morir fue tomada el 28 de junio, por un fallo de la Corte de Casación, que es la autoridad máxima en Francia. El 11 de julio falleció tras una sedación “profunda y continua”.

Hasta el momento, los padres de Lambert han asegurado que emprenderán acciones legales contra los médicos que desconectaron la ayuda vital para su hijo, pues consideran que se trata de un asesinato en la medida en que se contraviene su derecho a vivir.

El papa Francisco también ha lamentado la muerte de Vincent. “Que Dios Padre acoja en sus brazos a Vincent Lambert… no construyamos una civilización que elimina a las personas cuya vida consideramos que ya no es digna de ser vivida”, escribió el Pontífice en su cuenta de Twitter.

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.