Falta de moral en la “Cartilla Moral” de AMLO

La Asociación Católica Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC) SIGNIS organizó un foro de discusión con un representante del gobierno, sobre la Cartilla Moral propuesta por AMLO.


SIGNIS México 


La mañana de este 5 de julio, SIGNIS México discutió la Cartilla Moral que el gobierno de AMLO ha propuesto para modificar el comportamiento mexicano, documento que incluye terminología y conceptos ambiguos, sobre los cuales se pretende cimentar el desarrollo en la vida social.

Encabezaron el evento Ricardo Cruz, presidente de SIGNIS México; José Valles, vicepresidente de SIGNIS México; Teresa Hernández, representante del Consejo de la Comunicación y, como representante de la Presidencia de la República, Alberto Peláez.

Durante el foro se tocaron diversos puntos que aborda la Cartilla Moral, en especial la definición sobre temas de Familia, Moral y Vida.

El doctor en teología Ángel Luis Lorente cuestionó lo expresado por el representante del gobierno federal sobre la definición de moralidad, y aseguró que el documento no puede definirse como moral si en primer término no se define la moralidad del Ejecutivo. Además, dijo que el apego a la ley como lo propone la Cartilla Moral, depende de quién está aplicando la ley, lo cual contraviene el concepto de lo moral, que es un asunto personal y no del Estado. Explicó: “la ley dice que se puede abortar, pero eso no convierte al aborto en un acto moral. Hay millones de personas cuya moral edicta exactamente lo contrario a lo que permiten ciertas leyes; de manera que cumplir la ley no es un asunto de moral. Es necesario distinguir y precisar las cosas”, dijo.

De acuerdo con Alberto Peláez, representante de la Presidencia de la República, la Cartilla Moral pretende ser una guía para la formación ciudadana retomando valores universales, derechos, leyes y reglamentos para participar correctamente en asuntos públicos, enfrentar la corrupción, la violencia y la exclusión. Una cartilla que promulga la utilización de la educación para transformar, mediante la información y la corresponsabilidad en los asuntos públicos para tener una mejor convivencia y menor conflicto entre ciudadanos, para poder tener paz.

Te podría interesar: Por fin, un contrapeso provida en la CIDH 

 Sin embargo, los comunicadores católicos reunidos en el foro cuestionaron el enfoque, la estructura y la ambigüedad de los conceptos expresados en el documento, en el que no se hace, por ejemplo, mención alguna del derecho a la vida.

María José Valdez, presidenta en la Ciudad de México de la organización Dilo Bien, habló de la incongruencia entre el contenido de esta Cartilla Moral y el actuar del gobierno, quien debería ser el primero en poner ejemplo.

Indicó, por ejemplo, que dentro de la cartilla se establece el respeto a la especie humana, a la naturaleza y a la familia, pero es una incongruencia que Olga Sánchez Cordero sea parte del gabinete presidencia, pues es la principal promotora de la “cultura de la muerte”. Sánchez Cordero es abierta partidaria del aborto, de la legalización de las drogas, de la eugenesia y de la eutanasia, acusó.

“Me parece bien que tengamos, como ciudadanos, ese incentivo para hacer las cosas diferentes y hacerlas bien, pero debe de haber congruencia entre el decir del gobierno y las acciones encaminadas por él, para que se puedan hacer las cosas bien y tenga sentido y fundamento lo que proponen”, concluyó.

Hay que mencionar que la original Cartilla Moral fue escrita por Alfonso Reyes en 1944 y sirve de base para la emitida por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, su contenido está mutilado y sacado del contexto histórico, pues si bien Reyes no define a la familia, esa célula social no estaba en entredicho en su época.

La concepción de familia que se tenía hace 75 años ha sido totalmente trastocada en la actualidad, porque según la ley, los matrimonios pueden estar constituidos por personas del mismo sexo y pueden posibilidad para adoptar. Esa realidad hace indispensable que la Cartilla Moral de López Obrador incluya definiciones de familia y del momento en que comienza la vida de una persona, y por tanto el derecho a vivir.

Por su parte, Juan Antonio López, de Red Familia, explicó que la familia es un ámbito primigenio y desde que un hijo es concebido tiene derecho a una familia. Este concepto rebasa las reglas del estado y de la economía, por ello es importante tener una definición de la familia en la Cartilla Moral.

El debate sobre si a la “Cartilla Moral” se le puede llamar “Constitución Moral”, como en algún momento lo propuso el presidente, puede cuestionarse hasta como un tema de ilegalidad, porque no puede haber una constitución paralela a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

Te podría interesar: Está preso por salvar dos vidas

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.