Miles de mexicanos marchan por la vida y exigen a las autoridades imparcialidad respecto al aborto

El monseñor Carlos Aguiar aseguró que “la vida es un regalo de Dios” y aplaudió la realización de la marcha y a los miles de mexicanos y mexicanas que defienden la vida desde su concepción hasta diversos ejes.



En la 11.a Marcha Nacional por la Vida, cerca de 40 mil personas salieron a las calles para defender la vida desde su concepción, así como exigir a las autoridades imparcialidad y objetividad respecto al aborto y pedir que las leyes mexicanas reconozcan la objeción de conciencia de los médicos, pues es un derecho humano, profesional y académico.

Desde el Monumento a la Revolución hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), miles condenaron a quienes quieren terminar con la vida humana antes del nacimiento y reprobaron las actitudes del ministro Arturo Zaldívar, pues “ha incumplido con la imparcialidad y objetividad a las que está obligada y se haya convertido en peón del Gobierno de López Obrador”.

Los asistentes exigieron a los ministros acompañar a la mujer embarazada y que desea tener a su bebé, “así como se brindan todo tipo de atenciones a quienes optan por el aborto, que sigue siendo un delito”. Por otro lado, Pilar Rebollo, vocera del movimiento, aseguró que hoy faltan opciones de vida para las mujeres que deciden continuar con sus embarazos.

“Faltan guarderías, escuelas de tiempo completo, atención integral a las estudiantes trabajadoras, desempleadas y a las madres solteras”, comentó Rebollo.

Por otro lado, la activista aseguró que los médicos y personal de salud lidian a diario con el dolor humano, por lo que “tenemos que acompañarlos y exigir que su derecho a la objeción de conciencia sea respetado por las leyes mexicanas”.

“Nadie puede estar obligado por ley a actuar contra su conciencia, principios y forma de pensar y, mucho menos, a cometer delitos”, aseguró Pasos por la Vida, mientras que miles alzaban la voz por el personal de salud que merece que sus decisiones personales, valores y conciencia se respeten al momento de quererse negar a practicar un aborto, que representa acabar con la vida de un bebé indefenso.

La marcha se celebró física y virtualmente y por medio de un mensaje grabado, el monseñor Carlos Aguiar Retes aseguró que “la vida es un regalo de Dios” y aplaudió la realización de la marcha y a los miles de mexicanos y mexicanas que defienden la vida desde su concepción hasta diversos ejes.

Aguiar Retes destacó que cuando la iglesia defiende la vida, también está velando por la mujer, pues un aborto puede traer diversas consecuencias físicas y emocionales a quienes se lo practican.

La Marcha Nacional por la Vida estuvo llena de ciudadanos, madres, padres, hijas, hijos, amigas y amigos, familias enteras y otras personalidades como el senador Alfredo Botello, la diputada federal Annia Sarahí Gómez y la diputada de la Ciudad de México, América Rangel, además de múltiples representantes de la sociedad e influencers de las redes sociales.

 

Te puede interesar: Llaman a defender al INE en las calles

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.