Los migrantes se juegan la vida

México es uno de los países con el mayor flujo de migrantes centro y sudamericanos que intentan llegar a Estados Unidos; sin embargo, su paso por nuestro país está lleno de peligros.


Migrantes


Según un reporte de la Organización de las Naciones Unidas, de 400 mil migrantes que transitan por México, sólo 20% llegan a los Estados Unidos de América; en su mayoría los migrantes son centroamericanos, sudamericanos y en menor medida extrarregionales originarios de países de Asia y África.

Durante su paso por México, los migrantes enfrentan una serie de riesgos para llegar a EU. Un informe de la Organización Internacional para las Migraciones señala que las personas en esta situación son víctimas de racismo, xenofobia y discriminación institucional, que tiende a desvalorizar a los extranjeros y a justificar las relaciones de poder entre naciones.

Te podría interesar: Los traficantes de personas 

En ese sentido, el director de la Casa del Migrante Saltillo, Alberto Xicoténcatl, ha externado su preocupación por la presencia de la Guardia Nacional en tareas migratorias, porque los miembros de ese cuerpo armado son militares, sin ninguna preparación para hacer tareas de migración.

A pesar de que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, haya declarado que los integrantes de la Guardia que están haciendo tareas de seguridad ya están capacitadas, Alberto Xicoténcatl dice que el migratorio no es un tema de seguridad pública y es preocupante que militares equipados con armas largas hagan detenciones sin respetar protocolos para las mismas.

La madrugada del 1 de agosto, un hombre que en principio fue identificado como salvadoreño fue asesinado en Saltillo, Coahuila, en un supuesto operativo de detención de migrantes cuando emprendían su camino a los Estados Unidos.

De acuerdo con la información proporcionada por el director de Casa del Migrante de Saltillo, varios migrantes fueron detenidos, y al momento de los disparos, una niña de 2 años fue resguardada por otros migrantes dentro de una tienda.

Alberto Xicoténcatl acusó que las personas que atentaron contra los migrantes no fueron de la Policía Federal ni de la Guardia Nacional y mucho menos agentes de migración: fueron, dice Xicoténcatl, agentes de la Fiscalía General de Coahuila quienes, después de un operativo antimigrante, llegaron y dispararon contra ese grupo.

Además, Alberto asegura que a pesar de que estaban en el lugar la Policía Federal y personal del Instituto Nacional de Migración, no hubo ninguna detención ni investigación sobre los atacantes.

Según la Fiscalía, esto ocurrió porque miembros de la Agencia de Investigación Criminal los confundieron con narcomenudistas, pero el director de la Casa del Migrante Saltillo reviró tal versión, pues los sobrevivientes regresaron a la Casa del Migrante y, según su versión, los agentes sólo llegaron y dispararon.

La Fiscalía anunció que integrará una comisión para investigar a los seis miembros que fueron acusados de atacar a los migrantes; sin embargo, Alberto Xicoténcatl se dijo en desacuerdo, pues a su juicio debería de ser el Gobierno Federal quien organice la investigación, o en su caso la Fiscalía General de la República a través de la subprocuraduría de Derechos Humanos, que tiene una dirección que investiga delitos contra personas migrantes.

Finalmente, Xicoténcatl lamentó que el Gobierno Federal sólo haya lanzado un comunicado por medio de la Cancillería y la Secretaría de Seguridad Pública, para desligarse de los hechos y dejar todo en manos de la justicia local.

 

Te puede interesar: Criminalizar la migración no resuelve la crisis

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.