Violación, violencia familiar y narcomenudeo aumentan en lo que va de 2021

Los estados con mayores tasas de homicidio son Zacatecas, Sonora, Michoacán, Morelos, Baja California y Colima; mientras que los estados con menores tasas son Aguascalientes, Coahuila, Yucatán, Baja California Sur y Durango.



De acuerdo con la institución Semáforo Delictivo, durante el primer trimestre de 2021, incrementó el delito de violación, violencia familiar y narcomenudeo. Los datos reportan a Morelos, Zacatecas, Estado de México, Sonora, San Luis Potosí, Quintana Roo, Nuevo León y Michoacán en semáforo doble rojo; mientras que a Nayarit, Veracruz, Colima, Coahuila, Chihuahua, Baja California Sur y Baja California están en semáforo rojo.

Entre los principales delitos que se consideran en la medición de Semáforo Delictivo, se encuentra el homicidio, el secuestro, la extorsión y el robo de auto. En semáforo amarillo, tenemos a Tlaxcala, Tabasco, Sinaloa, Querétaro, Guanajuato, Yucatán, Oaxaca, Durango y Aguascalientes; mientras que en semáforo verde están Tamaulipas, Puebla, Jalisco, Chiapas y Campeche. Hidalgo, Guerrero y Ciudad de México no se ubican en el semáforo.

Semáforo Delictivo indicó que el homicidio tiene una baja de cuatro por ciento; el secuestro también ha tenido una baja de 34 por ciento, el robo de vehículos una disminución de 21 por ciento y la extorsión seis por ciento menos. “Debemos recordar que en México el 80% de los homicidios son ejecuciones y que mientras estas no bajen, seguiremos con una tasa casi cinco veces superior a la tasa mundial”, indicó Santiago Roel, director de Semáforo Delictivo.

Los estados con mayores tasas de homicidio son Zacatecas, Sonora, Michoacán, Morelos, Baja California y Colima; mientras que los estados con menores tasas son Aguascalientes, Coahuila, Yucatán, Baja California Sur y Durango.

La institución aseguró que la pandemia y el confinamiento causado por la emergencia sanitaria contribuyeron a que algunos crímenes pudieran reducirse; sin embargo, aunque muchos delitos han disminuido, el narcomenudeo se incrementó ocho por ciento, al igual que la violación y la violencia familiar, el primer delito subió ocho por ciento y el segundo 10 por ciento.

En marzo, los dos delitos se ubican en semáforo rojo. “Tal como lo hemos estado reportando, nos preocupa muchísimo este fenómeno, pues ambos son delitos que se dan en casa y, en muchas ocasiones, contra menores de edad”, comentó Santiago Roel.

 

Te puede interesar: Celaya, la ciudad más violenta del mundo: SJP

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.