Desalentador, el panorama económico

Empleos y remesas mostraron un marcado descenso en abril por la parálisis laborar obligatoria a consecuencia de la presencia del COVID-19 en México. Las perspectivas de recuperación no son favorables para lo que resta del año.


Inflación y PIB


Los pronósticos sombríos en la economía continúan y se han agravado con el correr de los días después de la pandemia que ha obligado a reducir actividades productivas. Abril fue un mes en el que distintos factores económicos resultaron afectados como el desempleo y las remesas, además las perspectivas de recuperación no se esperan para este año.

Este día se dio a conocer la la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) por parte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) así como la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, elaborada por Banco de México (Banxico), además del informe de la llegada de remesas en el mes de abril que también dio a conocer el Banco Central, en estos casos los datos arrojados muestran un panorama sombrío.

Cabe señalar que el Inegi en esta ocasión no realizó la ENOE como de manera presencial sino que tuvo que sustituirla por la primera Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) a fin de tener datos sobre el comportamiento del empleo en el país.

La Tasa de Participación Económica en abril de 2020 fue del 47.5 por ciento respecto a la población de 15 años y más, cifra inferior en 12.3 puntos porcentuales a la de marzo del mismo año. Esta disminución representa una variación a la baja de 12 millones de personas económicamente activas, principalmente por encontrarse en un estado de suspensión laboral temporal ocasionado por la cuarentena, destaca el informe del Inegi.

Es importante subrayar que se trata de una suspensión sin percepción de ingresos de por medio y sin certeza de si se mantiene el vínculo laboral o de retorno al trabajo.

El valor en el mes de abril se traduce en un incremento de 5.9 millones de personas subocupadas, esto es, 16.3 puntos porcentuales más respecto a marzo.

La población desocupada, es decir, la que no tiene trabajo manifestando al mismo tiempo que realizó acciones de búsqueda de empleo, en abril de 2020 se estimó en 2.1 millones de personas, que equivalen a 4.7 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA), tasa superior en 1.7 puntos porcentuales respecto al mes inmediato anterior y en 1.2 puntos porcentuales mayor a la de abril del año pasado.

La población no ocupada con disponibilidad para trabajar, pero sin buscar activamente un empleo, pasó de 5.9 millones en marzo de 2020, a 20 millones de personas en abril de 2020, lo que equivale a un incremento de 24.5 puntos porcentuales. Dichas personas, en su mayoría, están a la espera de volver a retomar sus actividades.

Crecimiento e inflación

De acuerdo con las estimaciones de mayo, especialistas del sector privado encuestados por el Banco de México, para este año consideraron que la economía caerá 8.16 por ciento, un panorama más sombrío que el previsto un mes antes en el que calculaban que el retroceso sería de 7.27 por ciento.

Con respecto a la inflación, los especialistas consultados pronosticaron que llegará a 3.04 por ciento en 2020, mayor a lo que en el mes de abril habían estimado de 2.83 por ciento.

También este día, Banxico dio a conocer la cifra de remesas enviadas a nuestro país en abril, que sumaron 2 mil 861.37 millones de dólares, cantidad que representó una fuerte caída en tan sólo un mes y que es 28.5 por ciento menor a la recibida en marzo este mismo año que fue de 4 mil 7.01 millones de dólares.

Las remesas que México recibe proceden mayormente de mexicanos que viven en Estados Unidos y conforman una de las principales fuentes de recursos económicos para miles de personas y el país.


Te puede interesar: Vislumbran bancos incierto futuro

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.