México nos necesita unidos y organizados: CCE

Los empresarios quieren mostrar el músculo para demostrar que unidos y organizados s puede hacer frente a los retos de salud y económicos que hoy atraviesa México, aseguró el presidente del CCE.


Solidaridad cce


No es momento de pensar en política ni actuar con ocurrencias sino de unidad, organización, solidaridad y subsidiariedad para que México salga adelante de la crisis de salud y económica acrecentada por el COVID-19, aseguró Carlos Salazar Lomelí, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Al reiterar el llamado para conformar un “gran acuerdo nacional” al que se sumen todos los actores sociales, políticos y económicos del país, independientemente de su actividad o ideología, Salazar Lomelí destacó que sólo unidos podremos salir de esta difícil etapa sin parangón.

Contundente afirmó que “los empresarios y sus organizaciones no queremos ser una caja de sorpresas, ni ser una caja de resonancia para las frustraciones de todo aquel que quisiera cambios rápidos o de situaciones de desunión o no concordancia de solidaridad y fraternidad”.

El líder del CCE encabezó una video conferencia en la que participaron empresarios de todo el país, algunos de los cuales dieron a conocer las acciones que ya han puesto en marcha para mantener los empleos

Al hacer nuevamente un llamado al gobierno a un “diálogo constructivo” para que se sume a las propuestas de la sociedad. Resaltó que la intención del acuerdo nacional es que todos caminemos en el mismo sentido para “no dejar a nadie atrás”, tratar de ayudar a los que menos tienen, pertenezcan al sector formal o informal, y las dificultades de liquidez no se conviertan en problemas de solvencia.

Recordó que los peores momentos por los que ha atravesado nuestro país han sido cuando está desunido, cuando ha faltado fraternidad y solidaridad, por ello destacó que es indispensable estar unidos, no podemos tener diferencias en orientaciones ideológicas que nos “radicalicen”.

“Al final lo que queremos es que a México le vaya bien, que todos vayamos de la mano y que nadie se quede atrás”, subrayó el líder de la cúpula empresarial.

Acciones de la sociedad civil

Durante la videoconferencia, siete mil representantes de diversos sectores productivos del país, algunos integrantes del CCE dieron a conocer acciones concretas que ya han puesto en marcha tanto en las empresas como uniendo esfuerzos con organizaciones civiles para apoyar a los sectores más vulnerables quienes debido al cierre de empresas quedaron sin trabajo o han visto disminuida su capacidad para adquirir artículos de primera necesidad.

De manera auténtica y espontánea han surgido acciones desde la sociedad civil consistentes, entre otras, promover donaciones para comprar alimentos, productos de higiene y salud, incluso ofrecer servicios médicos, a las personas menos favorecidas.

   

Algunas de las muchas labores en beneficio de la sociedad es la que integrantes de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad) ha puesto en marcha una “cadena de alivio” con acciones dirigidas a diferentes grupos sociales que integran más de 750 mil colaboradores.

Quienes están afiliados a este organismo han emprendido acciones y medidas para proteger el empleo directo e indirecto, con énfasis en las personas con mayor vulnerabilidad como son mujeres embarazadas, adultos de más de 60 años y personas con mayor riesgo para que puedan permanecer en sus casas manteniendo su empleo y sus condiciones laborales.

Debido a la disminución de la actividad y recursos que las tiendas y autoservicios se han visto obligadas a llevar a cabo, algunos integrantes de la ANTAD han requerido de contrataciones adicionales lo que han hecho contratando a algunas personas que laboraban en cadenas que por la crisis tuvieron que prescindir de sus servicios.

Además, en solidaridad social se han aportado donativos para equipamiento médico, se han hecho aportaciones periódicas al sector social a asociaciones de la sociedad civil que son las que más apremian para aliviar la pobreza alimentaria, se ha aportado despensas y también han donado cubrebocas, caretas, gel antibacterial y material de aseo y protección.

También lee: Empresarios y sociedad, unidos contra el COVID-19

Por su parte, Laura Tamayo del Consejo Nacional Agropecuario (CNA) integrado por un millón de productores quienes integran el 80 por ciento del total de la producción alimentaria del país, al inicio de la emergencia se comprometió a mantenerla al 100 por ciento, lo cual hasta el momento ha sido posible por el esfuerzo conjunto de jornaleros, empresarios del campo y distribuidores, además de que resaltó que existe una mesa permanente de conversación con el secretario de Agricultura para resolver cualquier problema que llegase a surgir de abastecimiento de alimentos.

Cuidar la liquidez

Vicente Yáñez, presidente de la ANTAD, aseguró que ninguna compañía quiere que sus proveedores se mueran por lo que están haciendo todo lo posible para mantener la liquidez a pagos en el corto plazo para dar solidez en los momentos de crisis.

Por su parte, Enoc Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) afirmó que las condiciones actuales hacen que la liquidez sea el reto a vencer por parte de las empresas, “una empresa sin utilidad se muere de inanición, pero una empresa sin liquidez se muere de asfixia”, advirtió.

Frente a esta situación, señaló que deben ejercerse medias extraordinarias y destacó que “no es tiempo de cuidar el bono por utilidades o la participación de mercado, sino la marca de sus empresas a sus empleados y la viabilidad de su compañía”.

Castellanos recomendó que las empresas que tengan la posibilidad de reconvertirse lo hagan, como por ejemplo las dedicadas a producir ropa mientras dure la contingencia pueden fabricar cubrebocas para ver perdida su producción.

 

Te puede interesar: La sociedad civil sale a apoyar a mipymes

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.