Oscuro panorama para la economía mexicana

La economía de México no tiene para cuando mejorar y las expectativas de crecimiento no llegan, por el contrario, cada vez se reducen como lo muestran datos de la OCDE y de Banxico.



Problemas internos que mayor preocupación generan e impactan negativamente a las finanzas e inversiones en el país son la gobernanza y las finanzas públicas, lo que sumado al impacto que genera la debilidad del mercado externo y la economía mundial, de acuerdo con el resultado de la encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado: febrero de 2020.

Por otra parte, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) redujo este lunes su pronóstico de crecimiento de este año para la economía de México de 1.2 por ciento, previsto en enero, a 0.7 por ciento, 0.5 puntos menos.

El documento Evaluación económica provisional de la OCDE. Coronavirus: El mundo economía en riesgo indica que el brote de coronavirus (COVID-19) ya ha provocado un considerable sufrimiento humano y una grave disrupción económica.

Añade que las contracciones de producción en China se están sintiendo en todo el mundo, lo que refleja el papel clave y creciente de la nación asiática en cadenas de suministro mundiales, viajes y mercados de productos básicos.

La OCDE previó una recuperación gradual, aunque modesta, en muchas economías de mercados emergentes para 2020-21, pero subrayó que su alcance es incierto. “Una mejora requerirá un impacto positivo de las reformas y apoyo a la política monetaria en India y Brasil, medidas de política bien enfocadas en México y Turquía impulsará el crecimiento sostenible y una recuperación gradual de los exportadores de productos básicos expuestos a la desaceleración en China este año”.

Sin condiciones positivas internas

Por otra parte, Banco de México publicó los resultados de la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado: febrero de 2020, en el que los analistas recortaron de 1 por ciento a 0.91 por ciento su expectativa de crecimiento del país para este año, y para el año entrante la redujeron de 1.64 a 1.60 por ciento.

De acuerdo con la opinión de la mayoría de los especialistas consultados, los principales problemas que representan dificultades para crecer y generar confianza en los inversionistas son, de menor a mayor: la inseguridad pública, incertidumbre política y sobre la situación económica nacional, problemas de falta de estado de derecho, impunidad, corrupción, manejo de la política de gasto público, debilidad en el mercado interno; la plataforma de producción petrolera; la ausencia de cambio estructural en México, la debilidad del mercado externo y la economía mundial así como la política tributaria.

Los especialistas financieros del sector privado proyectaron que 2020 la inflación oscilaría entre 3.5 a 3.52 por ciento; y para 2021 de 3.52 a 3.53 por ciento. Mientras que en lo que respecta al tipo de cambio, se estima que se establecerá a finales del presente año en 19.57 pesos por dólar, debajo del cálculo que hicieron en enero de 19.68 pesos; en tanto que para 2021 esperan que sea de 20.14 a 20 pesos por dólar.

La encuesta recabada por el Banco de México se realizó entre 38 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero. Las respuestas se recibieron entre los días 24 y 27 de febrero.


Te puede interesar: Banxico baja la expectativa de crecimiento

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.