Baja la inversión por inseguridad e incertidumbre

El menor dinamismo de corto plazo de la actividad en las economías regionales, podría conducir a un menor crecimiento de éstas en el mediano y largo plazo, advierte un reporte de Banxico.


Banxico reporte regional


La economía del país mostró un estancamiento en el tercer trimestre del año como resultado de la incertidumbre asociada a factores externos e internos que afectaron los niveles de inversión principalmente a entidades del centro y sur del territorio nacional, informó el Banco de México.

En el Reporte sobre las Economías Regionales correspondiente a julio-septiembre, elaborado por el banco central, se destaca que los problemas de inseguridad pública en varias de las entidades federativas del país limitan la actividad productiva de las empresas.

Derivado de las consultas realizadas a empresarios para este análisis se observó el incremento del porcentaje de quienes afirmaron que fueron víctimas del delito de extorsión, lo que está relacionado de manera negativa con el crecimiento de la actividad de las empresas no manufactureras, en particular en la región sur, donde la incidencia de ese delito mostró una trayectoria ascendente más marcada en los últimos trimestres.

El banco central indica que para enfrentar esta situación debe mantenerse un marco macroeconómico sólido, pero además es fundamental la adopción de medidas que promuevan un ambiente de confianza y certidumbre para la acumulación de capital, y que fortalezcan el andamiaje institucional, el estado de derecho y la seguridad pública.

En específico, deben corregirse los problemas estructurales e institucionales que han impedido alcanzar un mayor crecimiento potencial a las regiones del país, lo que promovería la acumulación de capital y el crecimiento de la productividad, particularmente en las regiones más rezagadas o más expuestas al entorno internacional adverso y complejo que prevalece, resalta el informe.

 

Comportamiento de los sectores

El reporte sobre las economías regionales indica que se estima que durante el tercer trimestre de 2019 la actividad manufacturera haya continuado expandiéndose en el norte. En contraste, en las regiones centrales y el sur se espera que la actividad manufacturera muestre una contracción.

El sector no manufacturero se fortaleció en el centro norte y el sur, y no mostró variación en el resto de las regiones.

En tanto, la minería frenó la tendencia decreciente que había mostrado desde 2014, presentado un incipiente cambio de trayectoria al alza. Los minerales metálicos y no metálicos continuaron presentando un débil desempeño en la mayoría de las regiones del país.

También lee: En duda, la recuperación económica para 2020

Por otra parte, en el sector de la construcción se acentuó la trayectoria decreciente que desde inicios de 2018 se ha presentado.
En lo que corresponde al comercio al por menor continuó expandiéndose en las regiones norte, centro norte y sur; en tanto que en el centro mantuvo niveles similares al trimestre previo, luego de la contracción observada durante el primer semestre de 2019.

El sector turístico se contrajo en las regiones norte y centro. La región sur presentó un ligero aumento en el indicador de ocupación y una caída en el de arribo de pasajeros, mientras que la región centro norte mostró una expansión en ambos indicadores, si bien a un ritmo menor que el observado el trimestre previo.

Finalmente, la actividad mostró una expansión en todas las regiones del país, luego de la disminución observada en el trimestre previo.

 

Financiamiento y empleo

El reporte de Banxico señala que el porcentaje de empresas que utilizó crédito de la banca comercial se contrajo en todas las regiones, con excepción del sur. En cuanto al financiamiento con recursos propios, el porcentaje de empresas que utilizó esa fuente se expandió en todas las zonas del país, con excepción del centro norte donde continuó contrayéndose.

La creación de puestos de trabajo afiliados al IMSS siguió desacelerándose en su ritmo de crecimiento. En todas las regiones la tasa de variación trimestral es menor que la observada a principios de 2018, en particular en la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN) donde incluso ha sido negativa.

El indicador de confianza del consumidor continuó situándose en niveles relativamente elevados en todas las regiones.

Para los próximos doce meses, los directivos empresariales consultados en las distintas regiones anticipan un aumento en la demanda por sus bienes y servicios. Cabe mencionar que en todas las regiones, con excepción del centro norte, dicha señal permaneció en un nivel menor que el registrado en el mismo periodo del año previo.

Te puede interesar: La economía mexicana enfrenta riesgos, alerta Banxico


@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.