Imprimir esta página

Delincuentes suplantan identidad comercial para ofrecer créditos: Condusef

La Condusef aconseja a quienes quieran solicitar un crédito o comprar un seguro verificar si la institución que la ofrece está registrada en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres).



La falta de recursos que hoy enfrentan muchas personas que como una alternativa buscan un crédito es aprovechada por los delincuentes, quienes suplantan la razón social de empresas que ofrecen estos servicios y defraudar a quienes confiadamente les dan sus datos y dinero.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) informó que entre enero y abril de este año, 49 instituciones financieras sufrieron suplantación de su nombre comercial e incluso de algunos de sus datos fiscales o administrativos, a las que además de una institución de seguros y 11 Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofom, ENR) con lo que sumaron 61 instituciones que detectaron esta situación.

A fin de que la ciudadanía esté alerta, la Condusef reveló el modus operandi con el que usualmente actúan los delincuentes que ofrecen créditos.

Todo inicia cuando una persona los contacta vía telefónica o por redes sociales ofreciéndoles créditos inmediatos, con pocos requisitos y con mensualidades de montos pequeños para hacerlos atractivos.

Para dar confianza a sus posibles víctimas, utilizan información como razón social, direcciones, teléfonos e imagen corporativa (logotipos) de las entidades financieras debidamente autorizadas y registradas, para hacerse pasar por ellas.

Una vez que ganaron la confianza de sus víctimas les solicitan enviar su información personal vía WhatsApp, con lo que ponen en riesgo sus datos personales.

Posteriormente, piden anticipos de dinero en efectivo o mediante depósito a una cuenta bancaria con la supuesta finalidad de gestionarlo, adelantar mensualidades, pagar gastos por apertura o como fianza en garantía, generalmente por el equivalente al 10 o 15 por ciento del monto total del crédito solicitado, que puede ser de mil hasta doscientos mil pesos.

Una vez que las víctimas han realizado los depósitos a la cuenta señalada, no reciben el crédito y/o producto, siendo imposible localizar a los promotores.

A fin de evitar ser sorprendidos por los delincuentes en este tipo de operaciones engañosas, la Condusef hace una serie de recomendaciones entre la que destaca que para verificar si una institución financiera es legal de serlo debe estar registrada en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres) que a través de su página https://webapps.condusef.gob.mx/SIPRES/jsp/pub/index.jsp permite verificar la razón social, domicilio, logotipo oficial, página de internet y teléfonos de las instituciones que ofrecen créditos o seguros.

No, no y no

La Condusef aconseja a quienes quieran solicitar un crédito o comprar un seguro no proporcionar dinero antes de que el producto sea otorgado, ya sea por concepto de comisión por apertura o administración, fianza y gestión o trámite del supuesto producto.

Señala que no deben entregarse documentos personales o datos de tarjetas de crédito o débito, así como tampoco dar información ni realizar operaciones a través de redes sociales como Facebook, WhatsApp o cualquier otra, además de no firmar ningún documento o contrato antes de leerlo completa y detalladamente.

Asimismo, destaca que en caso de utilizar Internet como medio de contacto, es necesario verificar la información de la empresa que ofrece el servicio, así como que la página de internet sea una página segura que use un protocolo de seguridad (https://...) y que efectivamente corresponda a la institución financiera que se quiera contactar.


Te puede interesar: Retiros parciales de afores presentan su mayor alza 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.