Imprimir esta página

Cuando una empresa deja de innovar simplemente muere: Coparmex

Cuando una empresa deja de innovar simplemente muere, advirtió Luis Gerardo Pérez Figueroa, presidente de la Comisión Nacional de Innovación de la Coparmex.



Las empresas que han implementado o fortalecido la digitalización de sus operaciones son las que han podido librar mejor la crisis provocada por la pandemia de COVID-19, ya que esta herramienta se ha convertido en una ventaja competitiva que les ha permitido crecer y desarrollarse, indicó José Medina Mora Icaza, presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Al inaugurar el séptimo Foro Innovación y Negocios (IBF) 2021, Medina Mora Icaza exhortó a los empresarios a perder el miedo a innovar y apostar a la construcción de las empresas del siglo XXI, por lo que señaló que es indispensable observar las tendencias y anticiparse a las mismas en beneficio de los negocios.

A pesar de la importancia que hoy en día ocupan las nuevas tecnologías no sólo en el mundo de los negocios sino en todos los entornos, el presidente de Coparmex advirtió que innovar no sólo se trata de la digitalización sino también de transformar la manera de pensar, de aprender a interactuar tanto con el personal como con los agentes externos de las empresas como son los proveedores y los clientes.

 

Mencionó que existen dos elementos fundamentales para innovar, el primero de ellos es tener nuevas ideas y el segundo es mantener la actitud emprendedora, es esencial pensar fuera de la caja y aprovechar las oportunidades que se presentan tomando riesgos, es necesario “atreverse a ser disruptivo y no tener miedo a fracasar, porque el fracaso es parte del aprendizaje. Además, la consecuencia inevitable de la innovación es que va acumulando las grandes ideas que hoy son cimientos para las grandes ideas que vendrán en el mañana”, dijo.

Por su parte, Luis Gerardo Pérez Figueroa, presidente de la Comisión Nacional de Innovación de la Coparmex, afirmó que cuando una empresa deja de innovar simplemente muere.

Señaló que el motor de la empresa es el que genera progreso y valor a todos los que participan en este ciclo virtuoso los creyentes, los colaboradores, los accionistas, personas que entregan lo mejor de sí mismas para satisfacer una necesidad de forma útil en su mercado.

Afirmó que desde la Revolución Industrial se ha hecho evidente el rol de las empresas como agentes de transformación y desarrollo de la sociedad, “desarrollo en progreso que ha encontrado siempre con la inteligencia y la creatividad de las personas en particular de los empresarios y del equipo de colaboradores que forman una empresa”.

Pérez Figueroa destacó que la inercia siempre es más fuerte que la estrategia, lo que muchas veces sume a las empresas a permanecer como están, por lo que invitó a repensar las estrategias, seguir mejorando y entender que siempre habrá una mejor manera de hacerlo y ofrecer mejores soluciones a los clientes, ya que son el motor del crecimiento y del progreso.

 

Te puede interesar: Apoyar al pueblo o a empresarios es una falsa disyuntiva en la reforma eléctrica: JMM

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.