IMEF no prevé suspensión de actividades productivas por variante Delta

El IMEF señaló que se requiere promover una estrategia de crecimiento económico con visión de mediano plazo, fundamentada en la inversión productiva, en el impulso a la competitividad internacional y en la creación de empleos formales y bien remunerados.



A pesar de la presencia de la variante Delta del coronavirus que está presente en México, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) considera poco probable la suspensión de actividades productivas en el país, tal y como sucedió al inicio de la pandemia; sin embargo, no descarta afectaciones económicas que podrían afectar levemente el crecimiento.

El presidente del comité nacional de Estudios Económicos del organismo, Gabriel Casillas, dijo que las disrupciones en las cadenas de suministro que hoy se tienen no son consecuencia del incremento de contagios, sino que se deben a que el año pasado los pronósticos de producción fueron menores y además porque los consumidores han cambiado hábitos.

Señaló que del lado de la oferta no se observan disrupciones, toda vez que la actividad en las cadenas de suministro no se ha suspendido, pero en lo que corresponde a la demanda no descartó que pueda darse un menor consumo que podría deberse a que las personas asistan menos a lugares como restaurantes por temor a los contagios, “esta ola sí puede causar que del lado de la confianza de los consumidores baje un poco”, subrayó.

Asimismo, consideró que las revisiones a la baja del crecimiento económico no son exclusivas de México, sino a nivel global.

De acuerdo con la última encuesta de expectativas del IMEF, el organismo elevó su pronóstico de crecimiento económico al seis por ciento, por encima del 5.9 por ciento observado en junio. No obstante, también previó una mayor inflación con la tasa a finales del año en seis por ciento (contra el 5.5 por ciento previamente). En este contexto,
estimó una tasa de política monetaria para el fin del año en cinco por ciento, mientras que el tipo de cambio llegaría a alrededor de 20.4 pesos por dólar.

Por su parte, el presidente del IMEF, Ángel García-Lascurain, refirió que la evolución futura de la economía mexicana continúa sujeta a un grado importante de incertidumbre e indicó que la trayectoria futura de la pandemia tendrá un impacto significativo sobre lo que suceda con la demanda interna, al tiempo que destacó que el entorno desfavorable para la inversión prevalece lo que dificulta una recuperación mayor del empleo.

“Nuevamente hacemos patente la necesidad de promover una estrategia de crecimiento económico con visión de mediano plazo, fundamentada en la inversión productiva, en el impulso a la competitividad internacional y en la creación de empleos formales y bien remunerados”, externó.

Con respecto al paquete económico para el próximo año, García-Lascurain dijo que este debe incluir modificaciones fiscales orientadas al estímulo del crecimiento económico y no tenga una visión recaudatoria de corto plazo, ya que la actividad del país viene de un crecimiento marginal desde 2019 y una vez que termine el rebote del impacto de la pandemia, regresará a tasas de crecimiento reducidas.

Subrayó que es fundamental que se revise la política fiscal como herramienta de estímulo a la inversión productiva y de empresas, así como a la generación de empleo.

 

Te puede interesar: Piden al SAT agilizar citas y devolución de saldos a favor

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.