Uso de tecnología obsoleta pone en riesgo transacciones electrónicas

Entre los riesgos que asechan a los emprendedores, principalmente a quienes basan su negocio en plataformas de comercio electrónico, son los fraudes al llevar a cabo transacciones en línea.



La escasez de empleos en América Latina es una de las principales razones que motivan a las personas a emprender su propio negocio. De acuerdo con el Reporte Global 2019/2020 de Global Entrepreneurship Monitor (GEM), en México poco más de 50 por ciento de los adultos entre 18 y 64 años considera que es fácil comenzar un nuevo negocio, mientras que la cifra en Argentina y Brasil apenas alcanza el 44 y 40 por ciento, respectivamente, y en Colombia supera por poco el 35 por ciento.

Entre los riesgos que asechan a los emprendedores, principalmente a quienes basan su negocio en plataformas de comercio electrónico, son los fraudes al llevar a cabo transaccionales en línea para lo cual es fundamental que se tomen en cuenta medidas para evitarlos.

De acuerdo a la Comisión para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) al cierre del tercer trimestre del año pasado, se presentaron 15 mil 823 quejas por consumos no reconocidos en tarjetas bancarias, además de seis mil 390 quejas por transferencias electrónicas no reconocidas y cinco mil 551 por disposición en efectivo con la misma causa.

En tanto, cifras del Banco de México indican que en ese mismo trimestre se realizaron 145 millones 94 mil 798 transacciones en comercio electrónico, por un monto de 89 mil 779 millones de pesos.

A fin de protegerse contra este tipo de delitos, la empresa Vesta, líder mundial en prevención de fraude digital y mejoras en la aprobación de transacciones, recomienda algunas medidas que de aplicarse pueden ayudar a no ser víctimas de la ciberdelincuencia.

Implementar reglas estrictas durante el pago. Los procesadores de pagos tienen un conjunto de reglas para tratar las transacciones. Comprenda las reglas de su proveedor y recuerde seguirlas siempre que se enfrente a una disputa. No hacerlo, aumenta sus posibilidades de perder la disputa, lo que le cuesta aún más dinero, ya que usted es responsable de todos los costos.

Utilizar varias capas de autorización. Un pago autorizado no garantiza que el dinero vaya a la cuenta bancaria de su empresa. Los clientes aún pueden disputar la transacción si no son ellos los que realizan la compra. Por eso, utilice siempre una combinación de funciones de autorización para reforzar su página de pago de modo que tenga múltiples capas de seguridad. La autorización adecuada incluye factores como:

Asegurarse de que su página de pago esté protegida por HTTPS.
Asegurarse de que su procesador de pagos cumpla completamente con los estándares PCI DSS.
Tener todos los formularios necesarios en la página de pago para verificar las transacciones.
No almacenar ningún tipo de detalles de tarjetas de clientes en su base de datos.

Utilizar sistemas de verificación efectivos. Los falsos negativos perjudican a las empresas y a los clientes. Ser capaz de verificar las transacciones le permite evitar rápidamente que se acepten transacciones fraudulentas. Una buena solución de pago hace esto reconociendo automáticamente los patrones y analizando los detalles de la transacción; en cuestión de segundos puede identificar a los clientes legítimos. Otros recursos son: verificación por huella digital, verificación por e-mail, verificación telefónica de dos pasos, verificación de número de tarjeta, entre otros.

Use controles manuales (con moderación). Para pedidos grandes puede valer la pena revisarlos manualmente, aunque siempre es mejor automatizar el proceso si maneja regularmente pedidos de alto valor. Una forma de verificar manualmente es poniéndose en contacto con el comprador por correo electrónico o por teléfono. Es más probable que los clientes genuinos se comuniquen, ya que lo último que un estafador querría hacer es revelar su información personal. Si su empresa es B2B, puede buscar en Google el nombre de su comprador o el sitio web de la empresa para obtener más información sobre ellos. Las verificaciones manuales están bien si solo tiene que hacerlas un par de veces al año. Cualquier otra cosa es un uso ineficaz del tiempo de su empresa.

Use la tecnología adecuada. Una gran parte de los casos de fraude comercial se debe al uso de tecnología obsoleta. Esto se debe a las limitaciones del proveedor de pagos o a los propietarios de negocios que no están dispuestos a gastar dinero en herramientas mejoradas. Los estafadores de hoy son extremadamente hábiles y persistentes en explotar las debilidades de la tecnología obsoleta. Invertir en una solución de pago segura y actualizada es un pequeño costo por la seguridad que obtiene al brindar a sus clientes una mejor experiencia de compra, mientras protege su negocio contra el fraude comercial.


Te puede interesar: La ciberdelincuencia, más activa que nunca 

@yoinfluyo 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.