Por la pandemia mueren 192 menores: REDIM

En México, las malas condiciones de salud de las niñas, niños y adolescentes aumentan su vulnerabilidad ante la pandemia del coronavirus, afirmó la Red por los Derechos de la Infancia (REDIM).


Niño en un hospital


En México de abril a agosto de este año han fallecido 192 menores de edad por complicaciones relacionadas con el SARS-CoV-2 (COVID-19), de los cuales el 57% eran varones, y hay 12 mil 365 casos confirmados de contagios, de acuerdo con el reporte: Impacto de pandemia de COVID-19 en los Derechos de la Infancia en México. Desafíos y oportunidades, de la Red por los Derechos de la Infancia (REDIM).

Del total de menores de edad contagiados, 51% son hombres, 49% mujeres. Los fallecimientos se concentran en el Estado de México (33), Ciudad de México (17), Baja California (16), Puebla (13), y Oaxaca (11), de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud.

El reporte indica que hasta el momento no hay datos oficiales que permitan tener un panorama de la cantidad de niñas y niños que ha quedo huérfanos a causa de la pandemia, pero se suman a los huérfanos por la violencia armada, a causa de la cual han fallecido más de 50 mil personas de enero a julio de este año.

Al presentar el informe de forma virtual, Juan Martín Pérez, director de REDIM, dijo que 49% de los niños en México viven en la pobreza y 9.3% en pobreza extrema, al cabo de la pandemia del coronavirus ésta aumentará.

“Como se puede observar, en el transcurso del tiempo, las niñas y niños en la primera infancia y los varones son los más afectados por el virus, sector en que la mortalidad es mucho mayor”, mencionó el director de REDIM.

Por su parte, Ricardo Bucio, titular del Sistema de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (Sippina), dijo que es urgente combatir la invisibilidad de los menores, porque esto acelera las consecuencias en la pandemia.

“Se requiere una nueva agenda de acciones que se tiene que discutir, para enfrentar los efectos de la pandemia. Se tienen que dividir en políticas públicas para contener los efectos negativos; la agenda presupuestal y la agenda legislativa”, indicó.

La representante de UNICEF-México, Catalina Gómez, señaló que los programas sociales no llegan a todas las comunidades ni a grupos vulnerables. Por lo que es necesario que se reorienten las políticas públicas y se destine un mayor gasto para los grupos vulnerables, ya que es urgente la protección para los menores que han resultado afectados por el COVID-19.

Ante esta situación, REDIM recomienda tomar medidas en materia de política pública para superar la crisis, especialmente en niñas, niños y adolescentes; fortalecer el sistema de salud pública y la prevención comunitaria. Así como actualizar de forma participativa el modelo educativo híbrido, y ampliar la alfabetización digital e implementar un programa nacional de protección y restitución de derechos de niñas y niños huérfanos por COVID-19.


Te puede interesar: Niños sin violencia, sociedad sin violencia

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.