Sección - Yo Influyo News - Silvia del Valle Márquez

Las circunstancias actuales nos han cambiado las costumbres y la forma de vida, provocando que la dinámica familiar se vea afectada y haciendo que todo gire alrededor de lo digital.
 En la colaboración familiar es muy común que no todos los miembros estén dispuestos a participar, pero es una virtud muy necesaria para que la dinámica familiar sea adecuada y para que exista paz.
En este tiempo tan difícil que estamos viviendo, me he dado cuenta que es muy necesario hacer un alto en el camino y evaluar todo lo bueno que tenemos.
Debemos educar a nuestros hijos para que sepan perdonar y ofrecer el perdón de forma sincera y como un don.
En esta época de tanta comunicación nos cuesta trabajo pensar que estemos cada día más incomunicados a nivel familiar, pero así es.
Los niños con inteligencia espiritual tienen la capacidad de comprender el mundo, a los demás y a ellos mismos en el sentido más trascendente.
 La inteligencia intrapersonal que es aquella que permite tener un conocimiento muy real y objetivo de la propia persona.
La educación de la inteligencia interpersonal se logra a través de la convivencia con otras personas en la escuela y en la casa.
Los niños que tienen más desarrollada la inteligencia musical son capaces de distinguir ritmos y tonos en la vida cotidiana.
Los niños con inteligencia corporal son capaces de manejar con eficacia y precisión pinceles, reglas, juguetes pequeños y las computadoras.
Para educar a los hijos en la inteligencia espacial debemos saber que es aquella que la que se relaciona con la forma, el color, la figura, etc.
Es necesario desarrollar las habilidades de la inteligencia lógico-matemática en los hijos que no la tienen, y estimularlas en los que sí la tienen.
Está en nuestras manos apoyar a nuestros hijos para desarrollar o reforzar la inteligencia lingüística.