Sección - Yo Influyo News - Silvia del Valle Márquez

Los niños que tienen más desarrollada la inteligencia musical son capaces de distinguir ritmos y tonos en la vida cotidiana.
Los niños con inteligencia corporal son capaces de manejar con eficacia y precisión pinceles, reglas, juguetes pequeños y las computadoras.
Para educar a los hijos en la inteligencia espacial debemos saber que es aquella que la que se relaciona con la forma, el color, la figura, etc.
Es necesario desarrollar las habilidades de la inteligencia lógico-matemática en los hijos que no la tienen, y estimularlas en los que sí la tienen.
Está en nuestras manos apoyar a nuestros hijos para desarrollar o reforzar la inteligencia lingüística.
Con el juego los niños aprenden poco a poco, adquieren madurez motora y psicológica, además, son una manera de fomentar valores y virtudes.
La escucha abierta y franca con nuestros hijos adolescentes les ayudará a orientarse en esta etapa de la vida donde surgen muchas dudas.
El liderazgo no consiste en ser muy competitivo sin importar a quien se deba hacer a un lado, sino de adquirir virtudes.
Con la contingencia que vivimos se ha acentuado la impaciencia, lo que es una oportunidad para educar en la paciencia a los hijos.
Las enfermedades pueden presentarse en la cuarentena, algunas pueden curarse con remedios caseros y otras requieren hospitalización.
Comer es una necesidad y no se trata de comer por comer, sino de nutrir a nuestros hijos para puedan crecer y desarrollarse adecuadamente.
Como todos estamos en casa es necesario hacer una gran lista de cosas que podemos hacer en familia y las que cada uno puede hacer de forma individual.
Estar en casa no significa estar descansando, el esfuerzo de los trabajos diarios y el estrés por el encierro pueden ocasionar flojera en nuestros hijos.