Sección - Yo Influyo News - Raúl Espinoza

Existen virtudes que son clave para mantener “la mente sana en cuerpo sano” como conservar la alegría y la visión positiva de la situación circundante.
En 1949, Jackie Robinson fue elegido como “El Jugador más Valioso” con un promedio de bateo por encima de .342, 124 Home Runs e impulsando 122 carreras.
En este 2021, todos los seres humanos de la Tierra tenemos la esperanza de que con las nuevas vacunas anti-COVID-19 ceda esta terrible pandemia.
Es hora de comunicar que “Dios no pierde batallas”, que esta difícil situación pasará y que tenemos que llenarnos de confianza en el Señor, de optimismo y buen humor.
En estos tiempos, los medios de comunicación corren un gran peligro al llevar a cabo la libertad de expresión.
Joseph Goebbels fue partidario de las atrocidades de Hitler en los campos de exterminio contra el pueblo judío. Fue un hombre cruel y formó parte activa de este imperio del mal.
La expresión “esta es una generación perdida” se refiere a los “rebeldes sin causa” de los años cincuenta o a los “hippies” en la década de los sesenta.
Cuando una persona lucha por ver el lado positivo de la vida, es amable, cordial, alegre y deja de lado las visiones trágicas o negativas.
Harper Lee en su obra “Matar a un Ruiseñor” aborda la problemática de la discriminación racial, las violaciones sexuales y las injusticias graves contra los afroamericanos en el sur de EU.
Con el espíritu deportivo se incrementan valores como la fortaleza y la constancia y se logran magníficos resultados en la vida personal y familiar de cada persona.
La mejor herencia a los hijos es que tengan una mentalidad optimista y ser alegres frente al mundo y a la vida porque el ejemplo de los padres ayuda a educar bien.
La primera novela que leí de Franz Kafka fue “La Metamorfosis”. Me causó una fuerte impresión por su originalidad y su denuncia familiar.
Los efectos de un terremoto ofrecen oportunidad para reflexionar como la unidad de la vida.