Los padres de familia tienen el derecho y la obligación de educar a sus hijos, el Estado busca hacerlos a un lado.
Actualmente pareciera que existe libertad de expresión gracias a la cual todos pueden hablar de cualquier tema, menos de religión.
El nuevo ser humano que generan un hombre y una mujer por la naturaleza queda dentro del cuerpo de la madre, pero no es una parte de su cuerpo.
La libertad es anhelada por todas las personas en lo individual y de las sociedades en su conjunto, pero hay que trabajar para verdaderamente ser libres.
En política muchas veces se convierte en un mercado, donde gana el que tiene mejor mercadotecnia y publicidad para presentar sus ideas y su imagen.
La educación es fundamental para desarrollar habilidades y adquirir conocimientos. Los responsables de dar educación a sus hijos son los padres.
 Una de las grandes sorpresas de su papado fue ir a Polonia cuando todavía se encontraba bajo la dictadura comunista.
 Es incongruente que, mientras se defiende la vida de las tortugas, se promueva el control natal de los seres humanos acabando con los no nacidos.
La muerte estaba antes del coronavirus y seguirá después si no aprovechamos esta oportunidad para buscar un cambio en la sociedad.
Luis IX de Francia y su esposa Margarita tenían mucho interés por la ciudad de Jerusalén consideraban debería pertenecer a la cristiandad.
 En nuestro encierro no nos concentremos sólo en noticias sobre el coronavirus, que esta crisis nos sirva para que nos abramos más allá nuestros horizontes.
Debido a la prisa en la que vivimos día a día, la belleza escapa a nuestros sentidos. Hoy tenemos la oportunidad de reconocerla y disfrutarla.
Ser madre es un gran don gracias al cual un pequeño ser tiene la oportunidad de vivir, de crecer y llegar a la plenitud.