Sección - Yo Influyo News - Lucia Legorreta

Tú eliges a la persona con la cual vas a pasar el resto de tu vida, pero no a las personas que la acompañan.
Sin exagerar y despertarles miedo, te invito a platicar con tus hijos sobre varios problemas que se pueden presentar en el hogar. Siempre es mejor prevenir que lamentar.
La paciencia puede ayudar a que se forjen otras virtudes, tales como la solidaridad, el respeto, la templanza, la empatía y la perseverancia.
Descansar no es promover la flojera y tampoco es una pérdida de tiempo, es simplemente disfrutar de momentos ordinarios y convertirlos en extraordinarios.
La negociación y resolución de conflictos no es nada más una teoría aplicable al ser humano, sino más bien una forma de vivir.
Las conductas egoístas se describen como inmorales, ya que una buena persona piensa en los otros primero: si quieres ser feliz en tu vida, ayuda a alguien.
Las redes sociales han revolucionado la forma de comunicarse, pues estas estructuras de contacto acercan y alejan.
El trabajo básico no está por debajo de tu dignidad. Tus abuelos tenían un nombre para este: oportunidad.
La única manera para que todos trabajen como una orquesta es que existan canales de comunicación adecuados.
Enséñales a tus hijos que nadie puede tocar su cuerpo ni hacer caricias que lo incomoden.
El miedo es una de las emociones básicas del ser humano. La fobia consiste en un miedo muy intenso hacia algo que en realidad constituye una amenaza mínima.
Tenemos que tener mucho cuidado y ser conscientes de los gestos y las posturas sobre los propios estados emocionales y cognitivos.
Cuando nos enamoramos hay un impulso a querer dar lo mejor de nosotros mismos y los sueños del otro se vuelven realmente importantes para uno.