Sección - Yo Influyo News - Juan Ignacio Zavala

Los adversarios de la cuatroté ya tienen cómo ligar al ““Chapo”” con este gobierno, cosa que en el pasado los de Morena hacían con singular alegría.
Ha resultado sorpresivo con AMLO es que se coloque, él personalmente, como víctima de los gobernados, sin importar posición política, social o económica.
Para sus seguidores AMLO no se equivoca ni en los nombramientos. De esa manera, lo que para algunos es cinismo, para ellos son muestras palpables de sinceridad.
Disponer de lo que no es de uno resulta sencillo. De ahí los abusos que se dan en el ejercicio del poder.
A falta de oposición, de 'pleito institucional', el pleito es entre los que luchan por los espacios de poder que, en este caso, son los del gabinete y los de Morena.
Hay quienes gobiernan y creen que basta el puro voluntarismo para que sucedan las cosas.
La oposición no solamente le hace falta a la ciudadanía, sino que también le ha hecho falta al presidente.
Las reformas hechas a las carreras y el desorden que priva en el gobierno terminaron por pasarles factura a los enfermos más pobres.
Es claro que la embajadora Bárcena está furiosa por “la peluseada” que le ponen en el gobierno y ante eso ha desatado su furia tuitera.
Muy pronto encontraremos nuevos y más descubrimientos gracias a la cuatroté. Quizá nos digan que el queso sólo es para las quesadillas.
Cuando Ya Saben Quien le exigió disculpas a España por lo sucedido hace 500 años, lo tiraron de a loco y se negaron a participar en un intercambio desquiciado.
Los subordinados de AMLO hacen llamados desesperados a la unidad nacional ante el embate de Bolivia en contra del presidente.
Insolente y majadera, la secretaria del ramo energético, Rocío Nahle, increpó a un ciudadano que reclamó en el aeropuerto al presidente López Obrador por no construir el nuevo aeropuerto en Texcoco.